Liquid error (sections/custom_mobile-menu line 86): Expected handle to be a String but got LinkListDrop
  • Group 27 Entrar

Parshat Re'e
Parashat Re'e - El aislamiento de Israel

Entre muchos de los temas tratados en la porción semanal de Re'e, la Torá nos enseña acerca de un "falso profeta".

Un "falso profeta" se refiere a una persona que parece digna de profecía. No parece ser un loco, una persona de mente débil o una mala persona. Se refiere a alguien que, según nuestra información inicial, parece ser digno de profecía. Sin embargo, cuando habla, su profecía contradice la Torá como la ley de Moisés. Por ejemplo, si enseña a adorar a otros dioses, a alterar la Torá o a abolir la Torá, la Torá nos enseña que, a pesar de todas las indicaciones anteriores, esta persona es de hecho un falso profeta.

En la porción de esta semana, aprendemos que no hay nada que temer de una persona así. Se nos instruye que incluso si realiza una señal o un milagro como prueba de su misión, se nos dice que ignoremos su profecía como falsa. Sorprendentemente, no porque no tenga poderes. De hecho, es posible que alguien no solo tenga “poderes” extraordinarios, sino que Dios mismo ayude con su mano a llevar la buena noticia al mundo, y por lo tanto le dé cierta habilidad extraordinaria.

A pesar de los 'supuestos' milagros, este 'falso profeta' no logrará convencer a los israelitas. Esto se debe a que todo el Pueblo de Israel estuvo en el monte Sinaí. Dios reveló la Torá. Nunca ha habido una persona en el mundo capaz de provocar un evento que sea comparable en valor o impacto a lo acontecido en el Monte Sinaí. Aquí, en el parashá Re’e, la Torá nos dice que las señales y los milagros realizados por tal profeta, que contradice la Torá, vienen solo para probar si amamos a Adonai, el Creador, con todo nuestro corazón y con toda nuestra alma. Así, el pueblo de Israel está protegido de cualquier influencia religiosa, mística o de otro tipo que venga a negar o contradecir las enseñanzas de la Torá de Moisés. Esto es lo que atribuye al Pueblo de Israel la condición de guardianes, cuyo papel es el de preservar la autenticidad de la palabra de Dios para el mundo entero.

More Weekly Portions

Admiración y celos: la dualidad de la profecía de Balaam

En la parashá Balak, Balaam, un profeta de renombre entre las naciones, encarna la compleja mezcla de admiración y celos hacia Israel. Aunque tiene la intención de maldecir a Israel, finalmente los bendice, lo que ilustra la inspiración divina y la influencia de la profecía. Esta actitud paradójica refleja temas más amplios como el antisemitismo y también la respuesta psicoanalítica del niño favorecido. La Torá enfatiza la esperanza, ya que la profecía en la sinagoga significa una influencia Divina potencial sobre toda la humanidad, respaldada por la afirmación del Midrash Tanna D'bei Eliyahu de la accesibilidad universal del Espíritu Santo.

De la mortalidad a la eternidad: el camino desde la vaca roja hacia la purificación

En la parashá Jukat, el ritual de la vaca roja (para aduma) simboliza la purificación de la impureza de la muerte, arraigada en el pecado del Árbol del Conocimiento. El ritual consiste en mezclar cenizas con agua viva, lo que representa el cuerpo y el alma, e ilustra la restauración de la vida mediante la resurrección. Este proceso, a pesar de su claridad simbólica, subraya un misterio Divino: la transición entre la vida y la muerte permanece más allá de la comprensión humana. El Midrash resalta el secreto de la vaca roja, enfatizando la naturaleza profunda e insondable de la resurrección y la Voluntad Divina.

Redefiniendo el liderazgo: lo que nos enseña hoy la rebelión de Koraj

La rebelión de Koraj contra Moshé y Aharón, a la que se unieron Datan, Aviram y 250 oferentes de incienso, pone de relieve la compleja dinámica de las disputas bíblicas y el liderazgo legítimo. El alto estatus de Koraj contrasta con las mezquinas intrigas de Datan y Aviram, lo que ilustra cómo se disputa el liderazgo. Su desafío surgió después de la rotura de las Tablas, argumentando que Moshé y Aharon se habían descalificado a sí mismos. Esta historia nos enseña a no rechazar apresuradamente el liderazgo por errores percibidos, ya que tales acciones pueden cumplir la Voluntad Divina. La rebelión nos enseña lecciones sobre el liderazgo y la elección divina.

Buscar