Liquid error (sections/custom_mobile-menu line 86): Expected handle to be a String but got LinkListDrop
  • Group 27 Entrar

La rapsodia de Yitro - una Sinfonía global de la Torá

La porción de Yitro. ¿Cuál es su esencia? ¡La porción debería haberse llamado la porción de Moisés! Después de todo, Moisés es quien nos trae los Diez Mandamientos; Todo el gran proceso de la entrega de la Torá gira en torno a él, la personalidad central de la porción. Y, sin embargo, la tradición decidió que deberíamos referirnos a la porción en la que ocurre la revelación más sublime jamás dada a los hijos de Israel y, a través de ellos, a toda la humanidad, con el nombre de un no israelita: Yitró. Yitro no pertenece al pueblo de Israel. Es cierto que tiene estrechos vínculos familiares con Moisés, pero a pesar de no ser israelita, se identifica con el destino del pueblo de Israel. Quiere estar presente cuando se entrega la Torá. Quizás el texto pretende que la Torá no puede ser entregada al pueblo de Israel sin una asociación, al menos en forma de la presencia de alguien de las naciones del mundo. 

Los sabios no sólo contaron las letras de los Diez Mandamientos y descubrieron que el número de letras es 620 (620, para aquellos familiarizados con un poco de matemáticas, es 613 + 7), sino que también sugirieron que los 613 mandamientos fueron dados a el pueblo de Israel, pero la Torá no se podía dar sin siete mandamientos adicionales. Estos siete mandamientos fueron dados a los descendientes de Noé, sumando un total de 620, que corresponde, en gematria, a la palabra "Keter" (Corona). Keter significa que la corona del Santo, bendito sea, se revela en el mundo, no sólo sobre los hijos de Israel sino sobre el mundo en su conjunto. Sin Yitro, la Torá no podría haberse entregado. 

De manera similar, encontramos más adelante en el Tanaj otra personalidad no israelita que se une a la narrativa del pueblo de Israel: Rut, la moabita, bisabuela del rey David y madre de toda la futura dinastía mesiánica destinada a rectificar el mundo como entero. La gematría de las letras de Rut es 606, y si agregamos otros siete mandamientos, llegamos a 613: el número total de mandamientos dados a Israel. Aquí hay una lección importante para las generaciones futuras: la Torá se entrega al mundo entero a través del conducto, que son los hijos de Israel.

Artículos relacionados

Buscar