Noticias Destacadas
Inicio / Artículos / Todos eran mis hijos – Parashat Vaieji

Todos eran mis hijos – Parashat Vaieji

Todos eran mis hijos – Parashat Vaieji

-por el Rabino Uri Sherki (traducido del hebreo)

En la Parashat Vaieji, Jacob aparece como quien organiza toda la historia de la nación. Después de todo, Jacob da una bendición especial a cada uno de sus hijos y determina el papel futuro que le corresponderá en la historia de Israel.

Jacob Avinu quiere decirles a sus hijos: “cómo los llamará al final de los días” (Génesis 49: 1). Y nuestros sabios dijeron (Midrash Bereshit Rabbah 108, b): “Esto nos enseña que Jacob vino a revelarles el final de los tiempos -la redención- y esto le fue velado a él “nos explica Rashi, el exegeta: ” Jacob pidió descubrir el final de los tiempos a sus hijos y la Shejiná se apartó de él , entonces comenzó a decir otras cosas”. La descripción de este estado según Jaza’l es muy grave. Cuando la Shejiná se retiró de Jacob Avinu, un gran temor se apodero de él. Pensó que tal vez uno de sus hijos no cree realmente en la Unidad de Dios. En otras palabras, que no es parte de Israel. Si esto es cierto, significa que nuestro antepasado Jacob no logró establecer la nación en su generación, y por lo tanto aún no ha terminado el período patriarcal, de modo que el establecimiento de la nación se pospondrá para otra generación. Esta posibilidad causó gran dolor a nuestro antepasado Jacob, y sus hijos inmediatamente lo sintieron.

Y es por eso que inmediatamente le dijeron: “Shema Israel“, escucha Israel (Israel es el nombre de Jacob) esto quiere decir: “escucha padre, escucha Israel”,  “Adonai eloeinu Adonai ejad.”( Hashem nuestro Dios, Hashem es Uno ) así como en tu corazón, Dios es Uno, así también lo es en nuestro corazón (Talmud Babel, Tratado de Pesajim 56A).  Jacob se puso feliz y respondió:” Bendita sea la gloria de su reino por los siglos de los siglos “.(Baruj Shem kvod malkuto le olam baed). Y según esta tradición, se acostumbra a decir esta oración en medio de la recitación del Shemá, aunque esto no se menciona explícitamente en la Torá.

¿Como entender esto? ¿cuál era el miedo de nuestro antepasado Jacob? Cuando lo dejó la Shejiná, el creyó que uno de sus hijos llevaba el pecado de “Avoda Zara “(idolatria), o sea el pecado de la imperfección en la creencia en la unicidad de Dios. Los sabios dicen de manera un tanto pintoresca que Yakov Avinu pidió buscar entre sus hijos dónde están las letras de ‘Pecado’, es decir, las letras “Jet” y “Tet” (en hebreo pecado se dice: “JeT”) y no encontró estas letras. Si es así, entendió que la causa del alejamiento de la Presencia Divina no es algún pecado que se encuentre entre las tribus. Sino que debe haber otro motivo. De modo que pensó en revelar a sus hijos el final de los tiempos -la redención- y es así que buscó en los nombres de sus hijos, dónde están las letras Kuf y Tzadik (que son las letras que se refieren a la palabra que define el fin de los tiempos: “KeTZ”) y vio que estas letras – también desaparecieron de sus nombres.

Nota: En los nombres hebreos de las doce tribus no hay ninguno que contenga las letras: Jet, Tet, Kuf, Tzadik.

Y es entonces que el miedo se apoderó de nuestro antepasado Jacob, porque entonces se dio cuenta de que es muy difícil para el pueblo de Israel llegar a la Redención, al fin de los tiempos. La pregunta es entonces, ¿quién puede traer la Redención Final? El poder de traer la redención final es a través de la habilidad política, salir del yugo de las naciones, volver a la tierra de Israel y restablecer un Estado. Este talento fue heredado de Itzjak Avinu (Isaac), sobre quien nos explicaron nuestros sabios (Ver Megaleh Amukot*, 236):

Las letras de ITzJaK son: Ke”Tz (Kuf y Tzadik) – Jai (Jet y Yod) . Ke”Tz – de parte de aquel que puede controlar la política, Ja”I – de parte de aquel que puede ser eterno.

Jacob entendió que la capacidad – Jai (Jet y Yod) de ser eterno de hecho si ha pasado a su descendencia, pero la capacidad política – Ke”Tz (Kuf y Tzadik) habia pasado a su hermano Esau. Y este es el temor de nuestro padre Jacob quien entendió que al final de los días, habrá necesidad de la intervención de Esaú para poder traer la Redención, y de hecho fue en nuestra generación, cuando La Shoa – el Holocausto, aceleró las condiciones para arribar al fin, cuando nos vimos necesitados del consentimiento de las naciones del mundo, para establecer nuestro país, el Estado de Israel.

Después y a pesar de todo, nuestro antepasado Jacob se sintio reconfortado por el hecho de que todos sus hijos se encontraron íntegros en la fe de Israel, en la Unidad, aunque pareciera ser que hay uno que tienda a la Avoda Zara (idolatria), y hay otro que tienda a la herejía, así y todo, le quedó claro en ese momento, que en lo más interno de los infieles y los herejes y los idolatras de Israel, en su interioridad se escondía la Verdadera Fe: La Fe en la Unicidad de HaShem. Esto fue muy importante antes de la salida de nuestro antepasado Jacob de este mundo, para descubrir que de hecho, todos los judíos son realmente judíos, sin excepción.

*Nathan Nata Spira (hebreo: נָתָן נָטָע שַׁפִּירָא; 1585 – 1633) fue un rabino y cabalista polaco, que se desempeñó como Gran Rabino de Cracovia. Alumno de Meir Lublin, Spira jugó un papel importante en la difusión de las enseñanzas de Isaac Luria por toda Polonia. Spira fue autor de varias obras, entre las que destaca la Megaleh Amukot.

Acerca de Rav Uri Cherki

Rav Uri Cherki
El Rabino Uri Cherki nació en Argelia en 1959, se trasladó con su familia a Francia, en donde vivió algunos años, y concretó su aliá a Israel en 1972. Ha sido discípulo del Rabino Zvi Yehuda Hacohen Kook en Merkaz Harav, y del Rabino Yehuda León Ashkenazi. Se ha graduado de rabino y ejerce como rabino de la congregación Bet Yehuda en el barrio Kiriat Moshe de Jerusalém. Asimismo, dirige el Departamento Israelí del Instituto Meir, el centro de Meir de estudios judíos en francés [CMEJ] y el centro mundial de Noájidas e imparte clases de judaísmo en Roch Yehudi.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: