Noticias Destacadas
Inicio / Artículos / Es bueno reír – Parashat Vaiera

Es bueno reír – Parashat Vaiera

Es bueno reír – Parashat Vaiera

-Por el Rabino Uri Sherki (Traducido del hebreo)

Nuestra madre Sarah se revela en nuestra parashá, como la que introduce un factor especial en la formación de la historia de la nación, este factor es: La risa. Su hijo Isaac, de quien somos anunciados de su nacimiento en nuestra parashá, es llamado por este nombre (iTZJaK proviene de la raíz hebrea TZ-J-K que significa reír) debido a la risa de nuestra madre Sarah:

 “Y Sarah se rió en su interior, diciendo: «¿Ahora que ya he marchitado volveré a tener la piel rejuvenecida? ¡Y si mi marido está viejo!». Entonces El Eterno le dijo a Abraham: «¿Por qué Sarah se ha reído, diciendo: “¿De verdad tendré un hijo, a pesar de ser ya anciana?”. ¿Acaso hay algo que esté por encima de El Eterno? En el tiempo designado regresaré a ti el próximo año en esta época, y Sarah tendrá un hijo»”. (Génesis 18: 12-14).

Sobre la base de esta risa vemos una intervención especial de Dios, que dice: “¿Por qué Sara se ha reído…?” a lo que que continua el escrito: “Y Sarah lo negó, diciendo: «No me reí», pues tuvo miedo. Pero él dijo: «No es cierto, pues sí te reíste» (Ibid. 18: 15).

En el Midrash Bereshit Raba (Parashá 48, versículo 20) Se dice sobre esto: “Dios nunca necesitó hablar con una mujer, sino con esta Tzadika (esta mujer justa, Sarah) y también utilizando una excusa. Cuantas vueltas dio para poder conversar con ella, hasta que le dijo: No es cierto, pues sí te reíste…nunca ha habido una conversación así entre Dios y ninguna mujer en el mundo, una conversación que gira en torno al tema aparentemente sin importancia: Su risa.

La atmósfera en esa conversación nos aparece extremadamente extraña. “Y Sarah lo negó, diciendo: ‘No me reí’, pues tuvo miedo”. Entendiendo que Sarah se encontraba en un estado de profecía (este el estado del encuentro o dialogo con Dios), es obvio que ella no tiene la intención de mentir, que Dios no lo permita, y ciertamente no ante el Creador del mundo, pensando que es posible ocultarle cosa alguna. La respuesta de Dios es aún más sorprendente: “Pero él dijo: ¡No es cierto! ¡Pues si te reíste “!

Está claro que la risa no es un fenómeno accidental entre las grandes personalidades de la nación hebrea. La risa aparece cuando sucede algo inesperado. Cuando aparece algo que rompe los hábitos de la vida cotidiana. Y el nacimiento de Itzjak (Isaac) a través de una mujer estéril, de noventa años, y por un padre de cien años, es algo extraordinario, inhabitual, algo que rompe el orden de la naturaleza, y eso da lugar al nacimiento de La risa en el mundo. La risa comienza a aparecer en lo más profundo del alma de nuestra madre Sarah. A través del alma de Sarah también aparecerá en el alma de Itzjak Avinu, nuestro padre, y luego también aparecerá dentro de su cuerpo. La risa se sintió así en Sarah, no de forma consciente, sino que como está escrito: ” Y Sarah se rió en su interior “, es decir, en lo más profundo de su alma. Pero conscientemente, no sabía que la risa “estaba ocurriendo” dentro de su alma, ya que  ​​en realidad ella estaba llena de asombro y temor, como está escrito: “Y Sarah lo negó, diciendo: ‘No me reí’, Sarah niega haberse reído, ya que ella estaba realmente convencida que no se rio: “ pues tuvo miedo”! Porque ella estaba conscientemente, llena de asombro y divino temor. Y es entonces que Dios revela a Sarah: “Pero él dijo: «No es cierto, pues sí te reíste» , debes saber que dentro de tu alma se produjo una gran Risa, una risa que anuncia el nacimiento de un nuevo hombre justo en el mundo, Itzjak.

En general, existe una virtud especial de los justos, que poseen un gran sentido del humor. En el Talmud de Babel – Tratado Ta’anit (22) se afirma que el profeta Elías caminaba por el mercado con un Amorai*, y le dijo que en todo este mercado no hay ningún hombre que pertenezca al mundo. Hasta que dos personas entraron al mercado y entonces dijo sobre ellos: ‘Estos dos, si son miembros del mundo venidero! Entonces les pregunto “¿De qué se ocupan ustedes?” Ellos dijeron: “Somos gente de La risa – animadores, bromistas – alegramos gente triste. Vamos de un lugar a otro y divertimos a la gente para sacarlos de su tristeza.”

El que es capaz, en un mundo tan triste, de sostener que todavía hay algo de qué reírse, es esta una señal de que él pertenece al mundo venidero. Nuestra madre Sarah fue una de esas personalidades llenas de optimismo, de entender que: ” Fuerza y dignidad son su vestidura, y sonríe al futuro”  (Proverbios 31:25) quien mira con optimismo y alegría hacia el futuro y es capaz , incluso en un mundo tan difícil, de llenar su boca de alegría y Reír.

*Los Amoraim (Arameo: אמוראים; singular אמורא, Amorá; “Aquellos que dicen” o “Aquellos que comentan”), fueron los sabios judíos que comentaron y trasmitieron las enseñanzas de la Torá oral (Torá she baal pé) tomando como base la Mishná. Su período se extiende aproximadamente desde el año 220 d.C hasta el año 350 d.C en Israel y el año 500 d.C en Babilonia.

Acerca de Rav Uri Cherki

Rav Uri Cherki
El Rabino Uri Cherki nació en Argelia en 1959, se trasladó con su familia a Francia, en donde vivió algunos años, y concretó su aliá a Israel en 1972. Ha sido discípulo del Rabino Zvi Yehuda Hacohen Kook en Merkaz Harav, y del Rabino Yehuda León Ashkenazi. Se ha graduado de rabino y ejerce como rabino de la congregación Bet Yehuda en el barrio Kiriat Moshe de Jerusalém. Asimismo, dirige el Departamento Israelí del Instituto Meir, el centro de Meir de estudios judíos en francés [CMEJ] y el centro mundial de Noájidas e imparte clases de judaísmo en Roch Yehudi.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: