Noticias Destacadas
Inicio / Artículos / El lugar del Sagrado templo -Parashat Ki’tavo

El lugar del Sagrado templo -Parashat Ki’tavo

El lugar del Sagrado templo -Parashat Ki’tavo

-por el Rav Uri Sherki (traducido del hebreo)

Acontecerá que cuando entres a la Tierra que te da como herencia El Eterno, tu Dios, y la poseas y habites en ella, tomarás las primicias de todos los frutos de la tierra que traerás de tu Tierra que te da El Eterno, tu Dios, y los colocarás en un canasto e irás al lugar que ha de elegir El Eterno, tu Dios, para que Su Nombre more allí. (Deuteronomio -Devarim 21:1-2)

¿Cuál es el lugar que elegirá El Eterno? Hoy sabemos que la referencia es al Monte del Templo en Jerusalén, pero este lugar no está explícitamente indicado en la Torá.

También se insinuaron lugares adicionales. Abraham recibió una instrucción de Dios ” El Eterno le dijo a Abram: «Vete de tu tierra, de tus familiares y de la casa de tu padre, a la tierra que he de mostrarte.“(Genesis-Bereshit 12:1)

Y no es mencionada explícitamente la tierra a la que debe ir, hasta que él vino a Eretz Israel.

Así también cuando fue enviado a sacrificar a Isaac: ” Y fue después de estos hechos que Dios puso a prueba a Abraham, y le dijo: «Abraham», y él respondió: «Heme aquí».Y Él dijo: «Toma por favor a tu hijo, a tu único hijo, a quien amas, a Itzjak (Isaac), y ve a la tierra de Moriá; ofrécelo allí como ofrenda sobre una de las montañas que te diré»..“(Genesis-Bereshit 21:1-2)

Pero el nombre de la montaña no fue mencionado explícitamente.

¿Por qué no se mencionó en esos casos explícitamente el nombre del lugar?

Vemos que en la Torá hay situaciones, donde se debe realizar un encuentro enaltecido, con algo superior, y el lugar del encuentro no se menciona con todos sus detalles, sino que solo se insinúa, se da una pista que solo se entenderá más adelante. Hay una especie de renuencia a decir explícitamente el nombre de este lugar especial. Esto se debe a que si la cuestión se trata directamente, y el lugar se menciona explícitamente, la gente entenderá y asimilará este lugar, según su nivel personal, relacionado con el lugar que ocupa en ese mismo tiempo, en su misma época. (cuando en realidad se trata de algo mucho mayor, de dimensiones que el no puede abarcar).

Por ejemplo: si Moisés en su momento, hubiera mencionado a Jerusalén, habría surgido la pregunta: ¿la pobre aldea cananea en las montañas de Judea es el lugar que eligió El Eterno?

De aquí entendemos que, cuando la cosa no es visible y palpable, no hay reducción por parte de la limitada concepción humana, de modo que permanece en su suprema grandeza, como efectivamente será al final del proceso.

Maimónides (El Rambam) en su “Guia de los Perpejlos”, explica que hay tres razones para no mencionar explícitamente el lugar del Sagrado Templo:

1) Una razón de santidad. Si los gentiles supieran que era el lugar santo, lo habrían llenado de Avoda Zara (idolatría). Muchos lugares santos sobrevivieron como santos incluso después de la caída de la religión o tradición que mantenía los ritos en ellos y los veía como lugares sagrados.

Por lo tanto, si examinamos una mezquita, podremos encontrar que esta fue construida sobre los cimientos de una iglesia antigua, que a su vez fue construida sobre los cimientos de un templo pagano, el cual la precedió y que fue construido sobre una cueva donde se realizaban ceremonias por parte del hombre prehistórico. La intención de la Torá es que el lugar del Sagrado Templo sea de una santidad suprema, original, y no una continuación de los antiguos lugares sagrados.

2) Una razón de estrategia. Si los gentiles supieran cuál es el lugar asignado para el Sagrado Templo, pelearían ferozmente para que Israel no pueda conquistarlo y esto causaría muchas perdidas en el ejército de Israel.

3) La explicación más honorable de todas (más profunda y cercana al real motivo): para que no haya disputas entre las tribus de Israel, ya que cada tribu querrá que el Sagrado Templo este en su territorio.

Resulta que, según Maimónides, que los problemas con los gentiles son reales pero se pueden superar, pero por otro lado, el problema de las luchas internas del pueblo de Israel es mucho más severo y difícil de resolver.

 

Acerca de Rav Uri Cherki

Rav Uri Cherki
El Rabino Uri Cherki nació en Argelia en 1959, se trasladó con su familia a Francia, en donde vivió algunos años, y concretó su aliá a Israel en 1972. Ha sido discípulo del Rabino Zvi Yehuda Hacohen Kook en Merkaz Harav, y del Rabino Yehuda León Ashkenazi. Se ha graduado de rabino y ejerce como rabino de la congregación Bet Yehuda en el barrio Kiriat Moshe de Jerusalém. Asimismo, dirige el Departamento Israelí del Instituto Meir, el centro de Meir de estudios judíos en francés [CMEJ] y el centro mundial de Noájidas e imparte clases de judaísmo en Roch Yehudi.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: