Noticias Destacadas
Inicio / Artículos / Al juez que estuviere en esos días – Parashat Shoftim

Al juez que estuviere en esos días – Parashat Shoftim

Al juez que estuviere en esos días – Parashat Shoftim

-por el Rabino Uri Shreki

En nuestra parashá de Shoftim, está escrito: “Vendrás a los sacerdotes, los levitas, y al juez que estuviere en esos días e inquirirás, y ellos te dirán la palabra de juicio.” (Deuteronomio 17: 9).

Aparentemente, este verso es desconcertante. ¿Es qué debería uno ir a otro Juez ? ¡Si estoy forzado a ir al juez que estará en esos días! Rashi cita las palabras de nuestros sabios, que dicen: “No digas que los jueces de generaciones anteriores eran mejores que estos, sino que no tienes otro juez que el de tus días”. Incluso después de esta respuesta de Rashi estamos en duda. ¿Y qué diferencia hay? Incluso si yo pienso que el juez de mi época, es un juez menos bueno que los jueces de generaciones anteriores, de todos modos no tendré más remedio que ir con él, ¡porque él es el juez que existe en mis días!

Pero es posible que Rashi nos esté insinuando algo mucho más profundo. Siempre hay dentro de nuestra sociedad, dos tipos de jueces. Tienes en tus días un juez que está en tus días y otro juez que no está en tus días. ¿Qué quiere decir esto? En otras palabras, hay un juez quién entiende a su generación, y por esto luego es llamado juez “en su día”. Y por otro lado hay un juez, que en verdad es justo, honesto y decente, pero es un juez apto para otra generación, quien vive

según los criterios de otra época y por lo tanto no está conectado con los problemas de la generación y los asuntos que la conciernen. Por eso dice Rashi, cuando vayas al juez, ve al juez que está involucrado en los problemas de la generación, que los entiende, y por ende entiende el alma de su generación. Y por esto se dice al juez que esta precisamente en esos días, que esta conectados íntimamente con esos días, con los días de tu generación.

Pero aún no nos queda claro cómo definiremos al juez que está en esos días. Al comienzo de nuestra parashá se dice: ” Justicia, Justicia perseguirás, para que vivas y poseas la Tierra que te da El Eterno, tu Dios.” (Deuteronomio 16:20). Rashi dice: ‘Justicia, Justicia’ ¿Por qué dos veces?

Porque debes ir “a una corte buena”. Si es así, tenemos una nueva definición aquí. El tribunal al que se debe acudir es consecuentemente el tribunal que está en esos días, el cual es la misma corte que Rashi llama una “corte buena”. ¿Y qué es una corte buena? Rashi continúa las palabras del verso: ” para que vivas y poseas la Tierra que te da El Eterno, tu Dios.” Dice Rashi: “Es conveniente elegir jueces kosher , que den vida a Israel, lo conecten y establezcan en su tierra, Eretz Israel” (según el Talmud , Tratado de Sanedrín 52.).

Si es así, entonces aprendemos que hay dos tipos de jueces: hay un juez, que como resultado de su fallo, Israel no vive y no se conecta y asienta en su tierra. Pero hay otro juez – Y Rashi nos dice – si quieres ir a una ‘corte buena, debes ir a una corte cuyos fallos llevarán al pueblo de Israel a vivir y asentarse en su tierra. Esto es lo que se ha dicho: es conveniente nombrar jueces kosher justamente, ya que hay jueces kosher y hay otros jueces menos kosher. Los jueces kosher conducen a Israel hacia la vida y también de regreso a su tierra.

Es interesante ver que Rashi no tiene la intención de decir que uno deba elegir entre: que el pueblo de Israel vivirá o que retorne y se asiente en su tierra, como si, por así decirlo, pudiera haber una contradicción entre una amenaza a la vida (pikuaj nefesh) y el asentamiento de la Tierra de Israel. Por el contrario, en esto la Torá nos reveló -según el comentario de Rashi- que el asentamiento de Israel está en su tierra es justamente lo que realmente salva a Israel de amenaza a la vida (pikuaj nefesh).

Por lo tanto, es conveniente nombrar jueces kosher para dar vida a Israel y a partir de esto retornar y asentarlos en su tierra. Eretz Israel.

 

Acerca de Rav Uri Cherki

Rav Uri Cherki
El Rabino Uri Cherki nació en Argelia en 1959, se trasladó con su familia a Francia, en donde vivió algunos años, y concretó su aliá a Israel en 1972. Ha sido discípulo del Rabino Zvi Yehuda Hacohen Kook en Merkaz Harav, y del Rabino Yehuda León Ashkenazi. Se ha graduado de rabino y ejerce como rabino de la congregación Bet Yehuda en el barrio Kiriat Moshe de Jerusalém. Asimismo, dirige el Departamento Israelí del Instituto Meir, el centro de Meir de estudios judíos en francés [CMEJ] y el centro mundial de Noájidas e imparte clases de judaísmo en Roch Yehudi.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: