Noticias Destacadas
Inicio / Artículos / La herencia de la Tierra de Israel: ¿Es por merito o no? -Parashat Ekev

La herencia de la Tierra de Israel: ¿Es por merito o no? -Parashat Ekev

La herencia de la Tierra de Israel: ¿Es por merito o no? -Parashat Ekev

-Por el Rabino Uri Sherki (Traducido del hebreo)

La posesión de la tierra no depende de los méritos de los conquistadores. Eso es lo que se nos dijo explícitamente en la porción de la Torá de esta semana: ” No es por tu mérito ni la rectitud de tu corazón que vienes a poseer su Tierra, , sino que por la maldad de estas naciones el Eterno, tu Dios, las expulsa de delante de ti, y a fin de establecer la palabra que El Eterno juró a tus antepasados, a Abraham, a Itzjak y a Yacov . “[Deuteronomio 9: 5].

Sin embargo, si esto es así, tendríamos decir que esto tampoco depende de las malas acciones de los propietarios anteriores. Si el comportamiento y las acciones no son un criterio para la posesión de la tierra, los actos malvados tampoco deberían importar. Pero entonces, ¿por qué está escrito: “por la maldad de estas naciones el Eterno, tu Dios, las expulsa de delante de ti “? E incluso la segunda razón dada: ” … y a fin de establecer la palabra que El Eterno juró a tus antepasados, Abraham, Isaac y Jacob “, no es fácil de entender.

Ya que, si los Padres de la Nación eran justos, y por esto se les dio la Tierra de Israel, ¿puede ser que sus descendientes no estén obligados a mantener al menos un mínimo de justicia para que se cumpla la promesa? La respuesta a las preguntas anteriores es que hay dos elementos diferentes involucrados en esta cuestión:

1)Ingresar a la tierra de Israel.

2) Continuar y mantenerse habitando allí.

La entrada a la tierra no depende de ningún mérito, pero para continuar viviendo allí la gente debe ser justa. Y esto explica por qué el carácter malvado de las personas que vivían en la tierra es relevante para la conquista de la tierra.

Si la entrada a la tierra no depende de actos meritorios, ¿de qué depende? ¿Cuál es el contenido del juramento dado a los antepasados? La respuesta se puede encontrar en las palabras del profeta: ” Yo hice la tierra, los hombres y los animales que están sobre la faz de la tierra con mi gran poder y con mi brazo extendido, y se la he dado a los que son rectos (Yashar) a mis ojos “[Jeremías 27: 5].

Por lo tanto, hay dos factores importantes: (1) Un criterio ético: la palabra utilizada es “Yashar”, que significa Derecho, Recto. (2) “A los ojos de Dios “, y no necesariamente lo que a primera vista nos parece ser recto. Esto se refiere a una honestidad y rectitud interna, que no es el equivalente de lo que generalmente se entiende por la frase “tu justicia y rectitud del corazón”, como es entendido generalmente de forma popular. Sino que se refiere a tener una “identidad” recta y honesta, característica de quienes conquistaron la tierra de Israel y también de quienes establecieron el nuevo Estado de Israel. Que a pesar de que la gente, de que el pueblo era “testarudo” (Am cahse oref), eran dignos del juramento dado a los antepasados.

Según el Maharal de Praga, ser un ” Am cahse oref ” (Pueblo testarudo) es justamente un rasgo positivo, el cual está relacionado con el apego incondicional a la verdad y la justicia. El que es testarudo no está dispuesto a modificar sus caminos sin una prueba clara y convincente de que debe cambiar, tanto sea por razones morales como lógicas, y por lo tanto no es fácil para él arrepentirse. Pero cuando el acepta las razones, se arrepiente y modifica su rumbo (hace Teshuva), y cuando esto ocurre, su Teshuva es completamente sincera y fiel.

Nuestra recta identidad, lo que se llama “Segulah”, es un rasgo único e inherente de nuestra nación, es una cualidad en nuestras almas, la cual exige que el mundo opere de acuerdo con los principios de la justicia y la moral. Esta demanda viene a ponerse en evidencia también a través de nuestra voluntad de sacrificarnos en las guerras de Israel, donde probamos nuestra moralidad en la guerra, en oposición contra conductas inmorales o frente a la moral parcial de cristianos (solo Amor y caridad- Jesed) o musulmanes (solo juicio- Din). A diferencia de su enfoque, la moralidad hebrea está basada en la unidad de los valores de caridad y justicia, lo cual constituye la misión de nuestros antepasados: “…porque él ordena a sus hijos y a su familia que sigan el camino de El Eterno, haciendo caridad y justicia, para que El Eterno traiga sobre Abraham aquello que le había prometido».”

 

Acerca de Rav Uri Cherki

Rav Uri Cherki
El Rabino Uri Cherki nació en Argelia en 1959, se trasladó con su familia a Francia, en donde vivió algunos años, y concretó su aliá a Israel en 1972. Ha sido discípulo del Rabino Zvi Yehuda Hacohen Kook en Merkaz Harav, y del Rabino Yehuda León Ashkenazi. Se ha graduado de rabino y ejerce como rabino de la congregación Bet Yehuda en el barrio Kiriat Moshe de Jerusalém. Asimismo, dirige el Departamento Israelí del Instituto Meir, el centro de Meir de estudios judíos en francés [CMEJ] y el centro mundial de Noájidas e imparte clases de judaísmo en Roch Yehudi.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: