Noticias Destacadas
Inicio / Artículos / Torá del cielo – Parshat Bamidbar

Torá del cielo – Parshat Bamidbar

LAS RAÍCES DE LA FE – Principios Básicos de la Filosofía Judía

Torá del cielo – Parshat Bamidbar

– por Rabi Uri Sherki (traducido del hebreo)

 Dos pruebas son dadas en general para mostrar que hay una fuente divina para la Torá. Pero estas deben ser entendidas en profundidad y no simplemente de acuerdo con el enfoque popular – que millones de personas no mentirían sobre la descripción de un evento, especialmente no a sus hijos. Este enfoque no resistirá a la crítica objetiva, y lo único que puede lograr es fortalecer la convicción de aquellos que ya estaban convencidos de antemano. Podremos encontrar respuestas satisfactorias profundizando en el asunto.

En primer lugar, debemos señalar que la revelación es un acontecimiento formativo en la historia de una nación. Una identidad nacional no es el resultado de una elección deliberada. Más bien, es una realidad a la cual se nace dentro de ella, y es de hecho un elemento que se impone sobre el hombre. Toda identidad nacional se construye sobre la base de una psicología colectiva que se deriva de acontecimientos poderosos que dejan una profunda impresión dentro de la nación. Cuando se habla de un acontecimiento anterior a la realidad histórica, la duda reina sobre este, y bien puede ser un mito generado por la imaginación. Esto no es así, cuando un evento tiene lugar después de que se formó la identidad nacional, como por ejemplo la historia de las guerras de Troya o el Éxodo de Egipto y la entrega de la Torá. En tales casos podemos verificar que el evento sí tuvo lugar – no porque haya testigos, sino como resultado de la fuerte impresión que dejó el acontecimiento en la conciencia pública.

 Además, el carácter de una historia, puede por sí mismo, ser una indicación de la verdad que encierra. Esto es especialmente cierto para una historia que está más allá de los límites de la imaginación humana. Si bien es cierto que hay historias de revelación individual o colectiva en todas las culturas, de tal manera que pueden ser frutos de la imaginación, estas historias siempre, y sin excepción, implican una deidad “inmanente”, interna al mundo, y no de una revelación trascendental, de un Di-s que creó el mundo y es externo a él. La única historia en la que Quien es revelado es el Creador mismo, es la que es transmitida por el pueblo de Israel. Y, no solo esto, sino que el texto que nos transmite el evento, enfatiza que las personas que experimentaron la revelación, fueron reacios, y se resistieron de participar. Es evidente que la intervención del Creador en el curso natural de los acontecimientos puede interferir con la estabilidad espiritual del hombre y nunca se le ocurriría a la humanidad inventar tal historia, incluso con el objetivo de establecer una nueva religión. Todos los demás que desarrollaron una nueva religión hablaron solamente de revelación por parte de una entidad que es parte de la creación, de tal manera que no atentaba contra el fundamento de la existencia.

También debemos tratar de depurar el concepto de “Torá del Cielo “(o “Torá Divina” que se recibió desde el cielo). El Rav A.Y. Kook explica, que un hombre puede admitir que la Torá vino del cielo, pero podría estar refiriéndose a un nivel muy bajo del cielo, de modo que describiría a aquel que entregó la Torá como un “contador pedante” recolectando los recibos y pesando las mitzvot en comparación con los pecados. Y en cambio, hay otros que sienten que niegan el origen Divino de la Torá, pero al mismo tiempo buscan la fuente de la Torá entre la vastedad y grandeza de la sabiduría y moral del hombre. Y tal acercamiento, es de hecho más cercano a la definición verdadera de “Torá del cielo”.

Acerca de Rav Uri Cherki

Rav Uri Cherki
El Rabino Uri Cherki nació en Argelia en 1959, se trasladó con su familia a Francia, en donde vivió algunos años, y concretó su aliá a Israel en 1972. Ha sido discípulo del Rabino Zvi Yehuda Hacohen Kook en Merkaz Harav, y del Rabino Yehuda León Ashkenazi. Se ha graduado de rabino y ejerce como rabino de la congregación Bet Yehuda en el barrio Kiriat Moshe de Jerusalém. Asimismo, dirige el Departamento Israelí del Instituto Meir, el centro de Meir de estudios judíos en francés [CMEJ] y el centro mundial de Noájidas e imparte clases de judaísmo en Roch Yehudi.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: