Noticias Destacadas
Inicio / Artículos / La familia de Moshe Rabeinu – Parashat Vaera

La familia de Moshe Rabeinu – Parashat Vaera

La familia de Moshe Rabeinu – Parashat Vaera

-Por el Rav uri Sherki (traducido del hebreo)

Leví fue tercero entre las tribus de Israel. Moisés es la tercera generación de la tribu de Levi de parte de su madre Iojeved. También es el tercero de los hijos de Amram, después de Aaron y Miriam. El repetido motivo del número tres nos enseña sobre la idoneidad de Moisés para su papel como Redentor y receptor de la Torá. Porque Israel es el tercer hijo de los patriarcas: Jacob, y el Tanaj (la bilblia) también

Tiene tres partes: Torá, Profetas y Escrituras. Ser tercero significa ser quien unifica los extremos. La finalidad del pueblo de Israel y la Torá es revelar la unidad de Dios a través de la unificación de valores. No es solo “Din” ( el Rigor-Juicio) el que obra en el mundo y no lo es tampoco “Jesed” (la Gracia-Benevolencia) únicamente. Esto es visible para todos claramente. Siendo la novedad que trae la Torá de Moisés, de que todas las dimensiones, todos los valores son en realidad uno. El Creador es quien actúa en todas sus dimensiones, unificándolas. Entonces, es asi que comienza la parashá de esta semana, Vaera, con las palabras: “Y Elohim habló (la medida del Din/juicio) a Moisés”, y le dijo: “Yo soy el Señor (la medida de “Rajamim” -la misericordia)”. Es pues, el conocimiento de la unidad de los valores no es solo una creencia teórica, abstracta, sino que se completa en la historia real, la del pueblo de Israel que se libera de Egipto en nombre del grado de la Misericordia, El Señor, que le fue revelada a Moisés en la zarza ardiente cuando Dios le dijo: ” Dijo además Dios a Moisés: Así dirás a los hijos de Israel: “El SEÑOR, el Dios de vuestros padres, el Dios de Abraham, el Dios de Isaac y el Dios de Jacob, me ha enviado a vosotros. Este es mi nombre para siempre, y con él se hará memoria de mí de generación en generación.” (Éxodo 3:15) de parte del grado de “Rajamim” (la Misericordia) , y encontramos que precisamente frente a esto, un aumento del grado de “Din” (El rigor) en toda su potencia, en el decreto del Faraón de Egipto , de aumentar las exigencias para con el pueblo de Israel. Resulta que Rajamim (la Misericordia) no es una conducción independiente, sino que aparece desde la profundidad del Din (El Rigor): “Respondió el SEÑOR a Moisés: Ahora verás lo que haré a Faraón; porque por la fuerza los dejará ir; y por la fuerza los echará de su tierra ” (Éxodo 6:1). Justamente, a partir de la dificultad y las contrariedades.

Junto a la familia de Moshe hay dos dinastías: Koraj* y Aaron. De Koraj proviene el profeta Samuel,cuyo poder es principalmente en la oración, y Aarón, quien es el padre del sacerdocio , pertenece y se nutre de la familia real de parte de Najshon ben Aminadav, presidente de la tribu de Judá, de los antepasados ​​del rey David: “Y Aarón tomó por mujer a Eliseba, hija de Aminadab, hermana de Naasón, y ella le dio a luz a Nadab, Abiú, Eleazar e Itamar” (Éxodo 6:23).  La oración y el reino, son las conducciones que rodean a la Torá, lo que le otorga la profundidad y el trasfondo moral para poder proyectarse e irradiar su luz.

Pero parece haber un principio aún más fundamental aquí. El éxodo presenta al pueblo de Israel como un nuevo factor en el campo político entre las naciones del mundo. Como vimos en la creación del estado de Israel, con la declaración Balfour y como vemos estos mismos días, donde mandatarios de todo el mundo arriban al encuentro en Jerusalén, en el homenaje a las víctimas del Holocausto.

 

 

*Coré o Kóraj (hebreo: קֹרַח), hijo de Izhar, es un individuo que aparece en el Libro de los Números de la Biblia hebrea, conocido por liderar una rebelión contra Moisés.

 

Acerca de Centro Noajida Mundial

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: