Noticias Destacadas
Inicio / Artículos / El Maná: ¿Qué es eso? – Parashat Beshalaj

El Maná: ¿Qué es eso? – Parashat Beshalaj

El Maná: ¿Qué es eso? – Parashat Beshalach

-por el Rabino Uri Sherki (Traducido del hebreo)

La descripción en la Torá del Maná que cayó del cielo es desconcertante. ¿Por qué aparece esto entre dos eventos trascendentales, el de la división del Mar Rojo por un lado y la entrega de la Torá en el monte Sinai por el otro?

Cabe resaltar aquí, que el Maná también recibe una atención desproporcionada en el libro El Kuzari,  de Rabi Yehuda Halevi, tanto al destacarlo en la descripción de la revelación del Éxodo de Egipto y los eventos en el Monte Sinaí, como en la forma en que lo destaca cuando el sabio judío le presenta la fé de Israel al Rey de los Kuzari.  De todos los milagros posibles, el rabino Yehuda Halevi eligió tomar el ejemplo del Maná ¡Esto es muy llamativo y nos tiene que llamar especialmente la atención!

Evidentemente, el Maná viene como respuesta a una inconsistencia interna que está relacionada con la entrega de la Torá. Dado que la Torá fue entregada de manera “forzada” sobre la gente (la revelación n o dejo otra opción al pueblo), ¿podría ser que no se corresponde adecuadamente con las almas del pueblo de Israel?

Debido a este dilema, era necesario antes de la revelación de la Torá probar la nación, “para ver si seguirá mi Torá o no “[Éxodo 16: 4] – para determinar si la Torá se adaptaba al carácter espontáneo de la nación.

A Moisés se le ordenaron dos cosas antes de que cayera el Maná: (1) “Lo recogerán todos los días” [Ibid 16: 4], que significaba que no podían dejar ningún Maná para el día siguiente; y (2) “en el sexto día … habrá ser el doble “[Ibid 16: 5] – que en este día la gente juntaría una porción doble, para el Shabat tambien.

Moisés anunció a la gente solo la primera parte, que incluía la prohibición de guardar cualquier Maná en al final del día, pero él no les contó acerca de la segunda parte. Algunas personas violaron la prohibición de guardar Maná (“…para la mañana siguiente, pero crió gusanos y se pudrió, y Moisés se enojo con ellos” [Ibid 16:20].

Pero en el sexto día, cuando el pueblo no tenía conocimiento de lo ordenado a Moises, sorpresivamente, observaron el comando! “En el sexto día la gente recogió una porción doble “[Ibid 16:22], lo cual llevó a una protesta de los jefes de la nación:” Y cuando todos los jefes de la congregación vinieron y se lo hicieron saber a Moisés,  él les respondió: Esto es lo que ha dicho el SEÑOR: “Mañana es día de reposo, día de reposo consagrado al SEÑOR. Coced lo que habéis de cocer y hervid lo que habéis de hervir, y todo lo que sobre guardadlo para mañana.  Y lo guardaron hasta la mañana como Moisés había mandado, y no se pudrió ni hubo en él gusano alguno”[Ibid 16: 23,24]

Entendemos de esto, que la nación se dividió en tres categorías separadas con respecto al conocimiento acerca de la voluntad de Di-s :

(1) Moisés, el profeta, quien comprende a través del espíritu santo.

(2) El pueblo, quien instintivamente conoce la voluntad de Di-s.

(3) Los intelectuales, cuyo instinto natural e intuición se vió embotada, y que por lo tanto, reaccionó a los eventos con reclamos formalistas.

Podemos ver a partir de todo esto ver que la nación de Israel se opone a la palabra de Di-s , solo cuando ha sido dado un mandato explícito (como lo han explicado los Tosafot: “uno que ha recibido un mandamiento , el es seducido más fuertemente por su inclinación mala, a violar esta orden). Pero cuando al pueblo se lo deja elegir libremente, y pueden actuar naturalmente, justamente aquí es cuando obra de acuerdo con la voluntad de Di-s. Como se escribe a menudo en el Talmud (cuando se ha olvidado alguna Halaja ) “Sal y observa cómo la gente se comporta “.

Por lo tanto, cuando nuevamente es dado un comando explícito “Que ningún hombre salga de su lugar en el séptimo día “[Ibid 16:29], algunas personas de la nación salieron a recoger el Maná  de todas maneras :”Y sucedió que el séptimo día, algunos del pueblo salieron a recoger, pero no encontraron nada“ [ Ibid 16:27].

Esto explica el por qué era tan importante que los eventos del Maná llegaran antes de la revelación en el Monte Sinaí y después del despertar espontáneo de la gente, luego de la partición del Mar Rojo, al recitar el poema épico, que no se les ordenó cantar.

Era necesario establecer la comprensión definitiva de que las Mitzvot de la Torá no contradicen los instintos naturales y la intuición interna de quienes las observan. De modo que este acontecimiento marco el comienzo para allanar el camino que conduce al cumplimiento de las Palabras del profeta:

“Y no tendrán que enseñar más cada uno a su prójimo y cada cual a su hermano, diciendo: “Conoce al SEÑOR, porque todos me conocerán, desde el más pequeño de ellos hasta el más grande…” [Jeremías 31:33].

 

Acerca de Rav Uri Cherki

Rav Uri Cherki
El Rabino Uri Cherki nació en Argelia en 1959, se trasladó con su familia a Francia, en donde vivió algunos años, y concretó su aliá a Israel en 1972. Ha sido discípulo del Rabino Zvi Yehuda Hacohen Kook en Merkaz Harav, y del Rabino Yehuda León Ashkenazi. Se ha graduado de rabino y ejerce como rabino de la congregación Bet Yehuda en el barrio Kiriat Moshe de Jerusalém. Asimismo, dirige el Departamento Israelí del Instituto Meir, el centro de Meir de estudios judíos en francés [CMEJ] y el centro mundial de Noájidas e imparte clases de judaísmo en Roch Yehudi.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: