Novedades
Inicio / Artículos / El final del principio … terminando el libro de Génesis

El final del principio … terminando el libro de Génesis

12 de Tevet – Parashat Vaieji

El final del principio

-por el rav Uri Cherki

בבל13

¿Porque termina el libro de Génesis en la parasha de Vaieji?

Debido a que  el libro de Genesis nos transmite los datos que son indispensables para comenzar la historia. Y el dato principal para poder comenzar, es dar la posibilidad de paz entre seres humanos.

La paz es la misión en la cual la humanidad ha fallado desde sus mismos orígenes. Si hubiera existido paz entre Adam y Eva, si hubieran hablado entre ellos, no hubiera podido la serpiente tentarlos. Falló la comunicación entre ellos y así sobrevino la muerte al género humano. La segunda generación, la de Cain y Abel, fallo en la misión de la hermandad, efectivamente la comunicación empezó entre ellos: “Y Caín dijo a su hermano Abel: vayamos al campo.”(Genesis 4:8) señal de había ya intenciones de relacionarse y acercarse, pero la comunicación termino finalmente en violencia. Más tarde, logro Lamec (descendiente de Cain) hablar con sus esposas, pero no recibió respuesta, debido a la amenaza que estaba implícita en sus palabras: ” Y Lamec dijo a sus mujeres: Ada y Zila, oíd mi voz; mujeres de Lamec, prestad oído a mis palabras, pues he dado muerte a un hombre por haberme herido, y a un muchacho por haberme pegado.”(Genesis 4:23). Luego la generación del diluvio trajo consigo la violencia a un extremo y lleno la tierra de maldad y destrucción. La generación de la torre de Babel, trato de solucionar el problema de la comunicación, imponiendo una legua uniforme por sobre el dialogo, lo cual se antepone a la diversidad que es característica esencial de la humanidad. Y desde aquí, la misión de la fraternidad fue depositada en la familia de Abraham.

Abraham y Lot se separaron para poder evitar una confrontación y la violencia, pero no llegaron a una relación fraterna, de hermandad. Isaac y Ismael vivieron uno al lado del otro, sin dialogo alguno, hasta que Ismael fue retirado del círculo familiar. Jacob y Esaú, llegaron casi a repetir la historia de Cain y Abel, pero la intervención de los padres lo evitó. Luego, ellos logran acercarse y mantener la hermandad por un instante… e inmediatamente se separan, cada uno por su camino. La familia de los hijos de Jacob, constituyen la cima del proceso en busca de la hermandad. En un principio: “Y vieron sus hermanos que su padre lo amaba más que a todos sus hermanos; por eso lo odiaban y no podían hablarle amistosamente.” (Genesis 37:4) Dice el comentarista Rashi: de su bajeza también aprendemos su grandeza, que no podían fingir y hablar con su boca lo que no estaba realmente en su corazón. Y esto es lo que posibilita la verdadera aclaración de sus enfrentamientos y finalmente la pacificación entre los hermanos.

Solo que todavía en esta fase, es de pensar que solo la aflicción al padre es lo que ha llevado a la pacificación y no la paz , la verdadera convicción en la relación de los hermanos. Por esto, es necesario esperar hasta que la defunción de Jacob para comprobar cuan genuina es esta paz. Y esto ocurre en la porción semanal de Vaieji, la porción final del principio, el final del libro del Genesis.  Cuando una familia, que casi llega al asesinato, logra hacer la paz entre los hermanos, es esto testimonio fehaciente, que existe la posibilidad de lograr la fraternidad  en el mundo, que por primera vez hay una garantía para el éxito de la historia. De modo que es posible terminar el libro del principio y ahora sí, empezar la historia.

 

 

Acerca de Rav Uri Cherki

Rav Uri Cherki
El Rabino Uri Cherki nació en Argelia en 1959, se trasladó con su familia a Francia, en donde vivió algunos años, y concretó su aliá a Israel en 1972. Ha sido discípulo del Rabino Zvi Yehuda Hacohen Kook en Merkaz Harav, y del Rabino Yehuda León Ashkenazi. Se ha graduado de rabino y ejerce como rabino de la congregación Bet Yehuda en el barrio Kiriat Moshe de Jerusalém. Asimismo, dirige el Departamento Israelí del Instituto Meir, el centro de Meir de estudios judíos en francés [CMEJ] y el centro mundial de Noájidas e imparte clases de judaísmo en Roch Yehudi.

Deja un comentario