Novedades
Inicio / Artículos / Conceptos básicos / LECTURA SEMANAL – Reé, mira

LECTURA SEMANAL – Reé, mira

¡Si tan sólo hubiese dicho “no” a aquella primera pastilla que inocentemente me ofrecieron!

 

REÉ – MIRA
Deuteronomio 11:26 – 16:17

 

 

HAFTARÁ:
Isaías 54:11 – 55:5

 

 

Algunos conceptos, preceptos o valores de la porción semanal:
Mirar no es lo mismo que ver.
Solidaridad.
Ayuda anónima.
Dar caridad.
Libre albedrío.
Cuidar la salud y el cuerpo.
Falsos profetas.

 

HISTORIA SEMANAL
Apreciados lectores, en la Torá se nos ordena cuidar nuestra salud física y mental. Sin embargo, muchos de nosotros, en lugar de no atentar contra nuestra integridad, en muchos casos hacemos todo lo contrario, o sabemos de personas a las que podríamos ayudar en este sentido y no actuamos, permitiendo  que perjudiquen su salud y la de otros. A continuación un relato, inspirado en la realidad, que estremece y nos lleva a reflexionar al respecto.

SÓLO UNA PASTILLA MÁS
“Sólo una pastilla más”, les dije a mis amigos, “sólo una pastilla más y ya no volveré a consumir otra”.
Mis padres y mis amigos me han insistido en que deje de consumir drogas, que las consecuencias serían lamentables, pero nunca les hago caso. Aunque lo he intentado varias veces, no he logrado dejarlas.
Hace dos días, consumí más de una dosis, creyendo que así podría salir de la depresión en la que me encontraba. Poco tiempo después, comenzó a dolerme la cabeza y me desmayé
Recuerdo que al día siguiente amanecí acostado en la cama de un hospital, viendo a mis padres a un costado de la cama, llorando desconsoladamente. Yo estaba inmovilizado, sin poder decirles que no hay de qué preocuparse, que pronto volvería a estar bien.
Hoy estoy muy triste pues mis padres y amigos ya no me oyen. Yo les hablo fuerte e incluso les grito para que me presten atención, pero ellos no me escuchan. Creo que yo ya estoy muerto, porque ya ellos no me hablan e incluso aseguraría que no me ven.
En la tarde vi a mis padres llorar como nunca habían llorado, preguntándose por qué tuve que morir.
Si tan solo hubiera hecho caso, hubiera entendido el perjuicio que me estaba causando a mí y a mis seres queridos con mi adicción, nada de esto hubiera sucedido. Pero yo siempre repetía: “Sólo una pastilla más y no volveré a consumir otra”. Pero nunca cumplí  y ahora es demasiado tarde.
¡Si tan sólo hubiese dicho “no” a aquella primera pastilla que inocentemente me ofrecieron!

ENSEÑAN LOS SABIOS
*** “Mirad: Yo pongo hoy delante de ustedes bendición y maldición”
(Deuteronomio 11:26).
El énfasis en la palabra “hoy” es interpretado por el Rabí Jaim de Alejandría significando la enorme importancia que encierra cada día.
El justo busca diariamente oportunidades para hacer el bien, encontrando, de este modo,  la bendición a cada paso.
Por el contrario, el malvado sólo vive obsesionado, pensando y actuando en pro de su provecho egoísta y efímero. En esta actitud radica la maldición.
*** “…ni cerrarás tu mano a tu hermano, el necesitado” (Deuteronomio 15:7). 
Rabí Natanson comenta que la ayuda al prójimo debe encararse con sabiduría. Debemos abrir nuestra mano y observar nuestros dedos. Así como estos difieren en su tamaño, de la misma forma son distintas las necesidades de los indigentes. Para algunos, será suficiente una suma pequeña, mientras que otros requerirán un apoyo mayor.
Cuando cerramos nuestras manos no podemos distinguir la altura de los dedos. Por lo tanto indica la Torá que al necesitado debemos abrirle las manos y prestarle lo que necesite para remediar su situación.
*** La Torá insiste constantemente en la obligación de encarar el mundo con un sentido de realismo y compromiso. Reé significa “mirad”, queriéndonos decir: “enfrenten la vida, no escapen de la realidad”.
El judaísmo ha acentuado desde siempre el compromiso ineludible de “ser en el mundo”; la persona tiene que cumplir mitzvot y debe ser consciente del lado oscuro de la vida personal y social; que existen enlutados a quienes consolar, enfermos a ser visitados, indigentes a ser ayudados, guerras y odios que deben ser combatidos, la verdad que debe ser sostenida contra la mentira, enojo y envidias que deben neutralizarse.

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO Y LA REFLEXIÓN
¿Sabes cuándo corresponde decir “no”? ¿Lo haces o te dejas llevar por la presión social?
¿Aprovechas cada día al máximo? ¿Cómo?
¿Cómo ayudarías a un amigo que sufra de alguna adicción?
¿De qué forma cuidas tu salud y tu cuerpo?

Acerca de Rabino Aaron Ribco

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*