Novedades
Inicio / Artículos / Fe en los Sabios- Parashat Vaiakhel-Pekudei (Hajodesh)
Fe en los Sabios- Parashat Vaiakhel-Pekudei (Hajodesh)
Rabbi Akiva - from Mantua Haggadah

Fe en los Sabios- Parashat Vaiakhel-Pekudei (Hajodesh)

 

LAS RAÍCES DE LA FE – Principios Básicos de la Filosofía Judía

Fe en los Sabios

– por el Rab Uri Sherki, Machon Meir, Rabino de la Congregación Beit Yehuda, Jerusalén

Uno de los cuarenta y ocho rasgos por los cuales se adquiere la Torá es la “Fe en los sabios” (Tratado de Avot 86: 6). Esto se suele entender como que uno de nuestros elementos básicos de la fe es que los sabios judíos no cometen errores. Pero es eminentemente claro que esta interpretación no puede ser correcta, porque no hay ninguna persona en la tierra que esté completamente inmune a cometer un error. De hecho, hemos visto muchos casos en los que los sabios admitieron sus errores. ¿Quién es mayor que Moshe mismo, de quien está escrito, “Y oyó Moshé, y fue bueno a sus ojos” [Vayikra (Levitico) 10:20]? Rashi explica: “No se avergonzó de admitir que no había escuchado esto antes”. Lo siguiente también aparece en la literatura de preguntas y respuestas de nuestros sabios: “La grandeza de los rabinos es que admiten sus errores”. Es decir, el hecho de que los sabios admiten que estaban equivocados es justamente su crédito.

La existencia misma del tratado de Horaiot, que contiene una lista de fallos erróneos de los tribunales superiores, también muestra que se cometen errores. De hecho, la Torá nos ha prohibido seguir una decisión halájica si estamos absolutamente seguros de que la corte ha cometido un error. “Podría ser que si nos dicen que la derecha es izquierda, y que la izquierda es derecha, deberíamos escucharlos? A esto, está escrito, “para ir a la derecha y a la izquierda.” Deberían decir que la derecha es la derecha y la izquierda es la izquierda. “[Tratado Yerushalmi Horayot 1: 1]. Y cuando el Sifri* nos instruye a seguir “aun cuando ellos le muestren a tus ojos que la derecha es izquierda “, esto indica que aun así, a fin de cuentas, uno debe emplear su propio discernimiento.

Esta posición, la que hace parecer que nuestros sabios nunca se equivocan, es peligrosa desde dos puntos de vista. Un aspecto es simple, y es que cuando una persona encuentra un error cometido por un hombre sabio, su mundo espiritual entero podría desmoronarse ante sus ojos. El segundo aspecto es más profundo, y es el atribuir a una entidad creada (criatura) una característica que sólo es verdadera en referencia al Creador mismo, la Verdad. Este es el significado de lo que el Rambam escribió: “Sólo Él es la verdad” [Hiljot Yesodei HaTorá 1: 4]

¿Cuál es, pues, este maravilloso rasgo de la “fe en los sabios” que es imprescindible para lograr la comprensión de la Torá? El rabino Yehuda Ashkenazi* explica que esto significa creer que los sabios, son sabios. Es decir, sus palabras no han sido pronunciadas de casualidad o de forma fortuita. Por lo tanto, si uno piensa que es necesario rechazar sus palabras, la idea que está siendo rechazada debe ser examinada con gran profundidad, porque podemos estar seguros de que está basada en una gran sabiduría y puede enseñarnos una gran lección. Ya que los sabios también nos enseñaron que “no hay nada que no tenga su debido lugar ” [Tratado de Avot 4:3], esto ciertamente debe aplicarse a las palabras de los mismos sabios.

Mientras que comúnmente vemos una contradicción entre la admiración y la crítica libre, nuestros sabios nos han enseñado que justamente lo uno  permite a lo otro. Ellos dijeron: “Deja que tu casa sea un lugar de reunión para los sabios, y has de “enfrentarte” en el polvo de sus pies” [Tratado de Avot 1: 4]. He aquí cómo fue interpretado por el rabino Jaim de Voloshin*: “la palabra ‘lehitavek’ (enfrentarte) está relacionada con la palabra “luchar”. Ningún estudiante debe aceptar ciegamente las palabras de su rabino si tiene preguntas acerca de su enfoque (e incluso hay momentos en que el estudiante tiene razón y no el rabino). Pero a pesar que tenemos permiso a traer evidencias para probar nuestra posición, debemos mantener una actitud de humildad – estar ‘en el polvo de sus pies.’

 

Fuente: "LAS RAÍCES DE LA FE: Principios Básicos de la Filosofía Judía" - una columna quincenal en Shabbat B'Shabbato (Instituto Zomet). Véase: http://www.zomet.org.il/eng - Vayakhel-Pekudai 5777, número 1666.

 

*Sifri: (en hebreo: Sifre, Sifrei, también, Sifre debe Rab o Sifre Rabbah) se refiere a cualquiera de dos obras de Midrash halaja , o la exégesis bíblica legal judía clásica, basada en los libros bíblicos de Bamidbar (Números) Y Devarim (Deuteronomio).

*Rav Yehuda Leon Ashkenazi, también conocido como Manitou (21 de junio de 1922 en Orán, Argel – 21 de octubre de 1996 en Jerusalén, Israel), filósofo judío y educador, fue un líder espiritual de la judería francesa del siglo XX .

*Rav Jaim de Volozhin, en yidis, חיים וואלאזשינער (Valozyn, 21 de enero de 1749 — 14 de junio de 1821),  también conocido como Jaim ben Yitzhok de Volozhin, Jaim Rabinovitch, Jaim Ickovicz o Hayyim ben Isaac de Volozhin fue un rabino, talmudista y moralista ortodoxo. Su ciudad, que cuando él nació formaba parte de la República de las Dos Naciones, pasó al control del Imperio ruso y actualmente pertenece a Bielorrusia.

Acerca de Rav Uri Cherki

Rav Uri Cherki
El Rabino Uri Cherki nació en Argelia en 1959, se trasladó con su familia a Francia, en donde vivió algunos años, y concretó su aliá a Israel en 1972. Ha sido discípulo del Rabino Zvi Yehuda Hacohen Kook en Merkaz Harav, y del Rabino Yehuda León Ashkenazi. Se ha graduado de rabino y ejerce como rabino de la congregación Bet Yehuda en el barrio Kiriat Moshe de Jerusalém. Asimismo, dirige el Departamento Israelí del Instituto Meir, el centro de Meir de estudios judíos en francés [CMEJ] y el centro mundial de Noájidas e imparte clases de judaísmo en Roch Yehudi.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: