Novedades
Inicio / Artículos / El alma – parashat Tetzave
El alma  – parashat Tetzave
Aristoteles (fuente: Wikipedia)

El alma – parashat Tetzave

LAS RAÍCES DE LA FE – Principios Básicos de la Filosofía Judía

El alma

– por el Rabino Uri Sherki, Machon Meir, el Rabino de la Congregación Beit Yehuda, Jerusalén

¿Qué es el alma del hombre? Ha habido muchos intentos de definirlo. Hay algunos que tratan de estrecharlo en el diminuto reino de lo biomolecular, lo que se llama el “alma animal”, de modo que cuando una persona muere su alma también desaparece. Algunos incluso lo ven como una ilusión, llevando a la conclusión de que el hombre no tiene alma, incluso mientras está vivo. A diferencia de estos enfoques, los maestros religiosos insisten en que el alma es eterna, y que es una chispa de lo Divino que nunca puede ser destruida.

Esta cuestión primordial fue debatida por los discípulos de Aristóteles, Alejandro de Afrodisias y Temistio. El primero aseguraba que el alma del hombre es básicamente idéntica al alma animal, pero que tiene un potencial diferente, una “disposición“, a ser eterna a través  del estudio de la filosofía (si es que tiene mérito). El segundo sostenía que el alma es eterna desde un principio, pero que tiene la posibilidad de agregar y completar su perfección. Estos dos enfoques fueron adoptados por el Rambam (Maimonides) y el Ramban (Najmanides), respectivamente. El Rav Kook presentó un enfoque innovador, que explica que esta es la diferencia entre las almas de Israel y las de las otras naciones (Ver el libro Olat Re’Iyah volumen 2, página 256)

 Si miramos este asunto sin prejuicios, no podemos ignorar el hecho de que hay en la humanidad una tensión constante entre dos tipos de identidad. Por un lado, estoy consciente  del aspecto animal-natural que hay en mí, que es llamado “polvo de la tierra” o “serpiente” en la Torá. Por otra parte, encuentro dentro de mí una personalidad, un “yo” que no puede reducirse a una máquina biológica, y que constantemente tiene sed de los valores metafísicos y morales. Esto puede llamarse “aliento de vida ” o “una parte de Di-s”. El encuentro entre estos dos aspectos crea al hombre real: “Un ser viviente” o un “un alma viviente“.

Esto conduce casi automáticamente a la división en los niveles del alma que fue descrita por los maestros de la Cábala: Nefesh (alma), Ruaj (aire) y Neshamá (espíritu), que son descritos por los sabios (Midrash Bereishit Rabba 14). Nefesh, que se combina con el cuerpo (ver el libro del Zohar: “el cuerpo -‘guf’ y el alma- ‘nefesh’ son uno”), es idéntico al “Yo” consciente y acompaña al hombre desde sus primeras percepciones. Neshamá representa la dimensión más noble e ideal de la humanidad, y está oculta profundamente dentro de su identidad. Ruaj representa la relación cambiante entre Nefesh y Neshama. Este es el elemento menos estable del hombre, donde tienen lugar el trabajo durante su vida. Se puede trazar un paralelismo entre el nefesh-ruaj-neshama y los tiempos: pasado, presente y futuro. Nefesh está arraigada al pasado , Neshama está relacionada con el ideal del futuro, mientras que el ruaj es el presente en el cual el hombre opera y se esfuerza.

 ¿Quién es, entonces,  el hombre al cual le asignamos nefesh, ruaj y neshama? No podemos permitirnos ver al hombre nada más que como una composición de partes separadas. Debemos asumir que el hombre tiene una esencia que precede a estas tres características. Esto es lo que se llama: “Jayah”. La cual representa la vida general, que es la esencia de la humanidad.

Cada alma (Neshamah) es una expresión de la voluntad Divina y expresa en si una parte del plan general de Di-s. Podemos decir así que cada alma (Neshamah)  está relacionada de alguna manera con el infinito – y esto se llama “Yejidah” ​​- La unidad suprema.

Nefesh, Ruaj, Neshama, Jayah, Yejidah.

Fuente: "LAS RAÍCES DE LA FE: Principios Básicos de la Filosofía Judía" - una columna quincenal en Shabbat B'Shabbato (Instituto Zomet). Véase: http://www.zomet.org.il/eng - Tetzaveh 5777, número 1664.

Acerca de Rav Uri Cherki

Rav Uri Cherki
El Rabino Uri Cherki nació en Argelia en 1959, se trasladó con su familia a Francia, en donde vivió algunos años, y concretó su aliá a Israel en 1972. Ha sido discípulo del Rabino Zvi Yehuda Hacohen Kook en Merkaz Harav, y del Rabino Yehuda León Ashkenazi. Se ha graduado de rabino y ejerce como rabino de la congregación Bet Yehuda en el barrio Kiriat Moshe de Jerusalém. Asimismo, dirige el Departamento Israelí del Instituto Meir, el centro de Meir de estudios judíos en francés [CMEJ] y el centro mundial de Noájidas e imparte clases de judaísmo en Roch Yehudi.

Deja un comentario