Noticias Destacadas
Inicio / Artículos / La bendición y la maldición – Parashat Re’e

La bendición y la maldición – Parashat Re’e

La bendición y la maldición – Parashat Re’e

Rabino Uri sherki (traducido del hebreo)

Nuestra parasha dice: “Y fue (Ve Haia), que cuando el SEÑOR tu Dios te lleve a la tierra donde entras para poseerla, pondrás la bendición sobre el monte Gerizim y la maldición sobre el monte Ebal. “ (Deuteronomio 11:29)

Nuestros sabios dijeron que donde sea que este escrito Ve Haia (“Y fue”) se trata de una expresión positiva y de alegría. La palabra “Haia” (fue) es en tiempo pasado, pero cuando la antecede la palabra “Ve” (Y) , denominada en este caso en hebreo “Vav Ha hipuj”, que significa “Y que invierte” , en este caso torna e invierte la palabra “Fue” en lo contrario, de modo que la convierte en futuro “Será”.

Lo opuesto ocurre cuano se utiliza el termino Va Iehi (“Y será”) se considera una expresión negativa y de tristeza. La palabra “Iehi” (Será) es en tiempo futuro, pero cuando la antecede la palabra “Va” (Y), como vimos anteriormente, esta se invierte de modo que la convierte en pasado “Fue”.

El Rav Zvi Yehuda HaCohen Kook explicó a qué se debe la alegría de la expresión: “Y fue“. El pasado es pesimista, representa lo que es irreparable. En cambio el futuro es esperanzador, ya que representa donde todo aún es posible. Por lo tanto, si se toma el futuro y se lo convierte en un tiempo pasado, entonces el futuro tampoco tiene esperanza ni significado, siendo este un lenguaje de tristeza. En cambio, si hace del pasado un futuro, no solo que hay esperanza en el futuro, sino que incluso el pasado puede ser corregido (a través de la Teshuva).

¿Cuál es la alegría de que haya bendición y maldición? Aparentemente, se cancelan mutuamente y ¿cuál es entonces la razón de la alegría?

Pablo, el primer líder cristiano, dijo que: “el mandamiento (la Mitzva) es una maldición de la cual Jesús nos liberó”. Ciertamente, toda persona fallará y pecará al menos en alguno de los mandamientos y si nuestra relación con Dios depende de la existencia de los mandamientos, tenemos entonces un serio problema.

A esto Rabi Hananiah Ben-Akashia* dijo: “Quiso Dios premiar a Israel, por lo que les dio mucha Torá y muchos mandamientos”. Según esto, la cantidad de mandamientos es buena. ¿Como es esto?

Nos explica El Maharal de Praga, respondiendo al cuestionamiento de Pablo, sin citarlo explícitamente, que si bien los mandamientos cumplidos y las transgresiones se compensan y anulan entre sí, el hecho mismo de la entrega de los mandamientos muestra que hay una gran virtud en el pueblo de Israel, ya que Dios considera que son capaces de cumplir con las Mitzvot y cuidarlas. Agrega el Maharal también explicando que el pecado, la transgresión, es contingente al hombre y no esncial , mientras que las Mitzvot  (los mandamientos) son esenciales para su alma y por eso tienen un lado eterno, del cual carecen los pecados. De modo que las Mitzvot son de distinta índole y no son canceladas.

Cabe agregar que de nuestro versículo, utiliza la expresion Ve Haia: “Y fue (Ve Haia), que cuando el SEÑOR tu Dios te lleve a la tierra donde entras para poseerla…” aprendemos que cuando Dios nos trae a la tierra de Israel, es esta en sí misma una razón para la alegría.

 

 

Acerca de Rav Uri Cherki

Rav Uri Cherki
El Rabino Uri Cherki nació en Argelia en 1959, se trasladó con su familia a Francia, en donde vivió algunos años, y concretó su aliá a Israel en 1972. Ha sido discípulo del Rabino Zvi Yehuda Hacohen Kook en Merkaz Harav, y del Rabino Yehuda León Ashkenazi. Se ha graduado de rabino y ejerce como rabino de la congregación Bet Yehuda en el barrio Kiriat Moshe de Jerusalém. Asimismo, dirige el Departamento Israelí del Instituto Meir, el centro de Meir de estudios judíos en francés [CMEJ] y el centro mundial de Noájidas e imparte clases de judaísmo en Roch Yehudi.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: