Novedades
Inicio / Artículos / ¿El judaísmo es racista? – Parashat Noaj

¿El judaísmo es racista? – Parashat Noaj

 

 LAS RAÍCES DE LA FE – Principios Básicos de la Filosofía Judía

¿El judaísmo es racista?

 -Por el Rabino Uri Sherki, Machon Meir, Rabino de la Congregación Beit Yehuda, Jerusalén

Hace unos años fui invitado a participar en una conferencia sobre el tema de Israel y las otras naciones del mundo. Me senté en el panel, entre dos eminentes eruditos de la Torá a quienes se les pidió que definieran la actitud del judaísmo hacia los no judíos. Uno de ellos explicó, citando numerosas referencias a las escrituras y otras fuentes  para respaldarlo, que el judaísmo no es nada más que un tipo de humanismo cosmo-político que ve a toda la humanidad como hermanos que fueron creados a la imagen de Di-s. El segundo explicó, también trayendo referencias a una serie de fuentes, que el judaísmo se basa en el odio a las otras naciones, y en la hostilidad hacia todo lo que no se basa en el judaísmo. Me pregunte a mí mismo, en reacción a los dos oradores tan antagónicos, cómo ambos podían pertenecer a la misma religión judía y estudiar las mismas fuentes, pero aún así llegar a conclusiones tan diametralmente opuestas.

La respuesta a este dilema radica en definir correctamente la nación judía, como lo señaló el rabino Yehuda Halevi: “Israel entre las naciones es como el corazón entre todos los demás órganos del cuerpo” [Libro Kuzari, capitulo 2, pag 36]. Es decir, la humanidad en su conjunto es una entidad orgánica única que incluye a todas las personas en un destino común, mientras que Israel ha sido señalado como el “corazón” de la humanidad. Lo cual requiere que Israel este separado del resto del mundo para desempeñar mejor su papel y trabajar hacia el “tikun Olam”,de servir en la corrección del estado del mundo. Cuando este punto de vista orgánico es perdido de vista y segmentado, el resultado son las dos conclusiones contrastadas  que oí en la conferencia.

Justamente el hecho de que la nación de Israel este separada de todos los otros, le da una responsabilidad especial del  “tikun Olam”, como es adecuado para el primogénito: “Israel es Mi hijo primogénito” [Exodo 4:22], que guía a sus Hermanos más jovenes por el camino correcto. 

Todavía nos queda la necesidad de definir cuál es la esencia del rasgo único del judaísmo, la cualidad inherente de Israel. Definir este rasgo según un criterio genético implicaría en un enfoque racista. Pero este no es el caso, ya que la diferencia entre Israel y las otras naciones, la cual da a Israel la aptitud para la profecía, no depende de la naturaleza física, sino más bien del alma. Por lo tanto, no hay rasgo físico que impida a nadie convertirse y obtener un alma judía, sin importar de qué nación él o ella proviene. A pesar de que la primera generación de conversos no podrán ser profetas, sus hijos (la segunda generación y más allá) pueden alcanzar la profecía. 

La base Halájica de este enfoque, es el hecho de que, para unirse a nuestra nación, no es una condición necesaria el tener un alma judía. Cualquiera que quiera unirse a nosotros puede hacerlo, y quien cumpla con los requisitos de conversión recibirá una nueva alma. Este es el significado de la declaración de los sabios, de que desde el tiempo del Monte Sinaí hay un almacén de almas esperando a los conversos, para conectarse a ellos, de modo  que las almas de los futuros conversos, también participaron en los acontecimientos en el Monte Sinaí (ver Tratado de Shabat 146ª)

Fuente: "LAS RAÍCES DE LA FE: Principios Básicos de la Filosofía Judía" - una columna quincenal en Shabbat B'Shabbato (Instituto Zomet). Véase: http://www.zomet.org.il/eng - Noach 5777, número 1646.

Acerca de Rav Uri Cherki

Rav Uri Cherki
El Rabino Uri Cherki nació en Argelia en 1959, se trasladó con su familia a Francia, en donde vivió algunos años, y concretó su aliá a Israel en 1972. Ha sido discípulo del Rabino Zvi Yehuda Hacohen Kook en Merkaz Harav, y del Rabino Yehuda León Ashkenazi. Se ha graduado de rabino y ejerce como rabino de la congregación Bet Yehuda en el barrio Kiriat Moshe de Jerusalém. Asimismo, dirige el Departamento Israelí del Instituto Meir, el centro de Meir de estudios judíos en francés [CMEJ] y el centro mundial de Noájidas e imparte clases de judaísmo en Roch Yehudi.

3 Comentarios

  1. Buenas tardes Rabino Uri Sherk, acabo de leer el artículo y es precioso.
    Un saludo,
    Ángeles

  2. Saludos de mi parte! Y en el caso de descendientes judios qué pasa? Aclarando desendientes de judios que por algún motivo allan dejado de lado su espiritualidad y que inclusive se allan convertido a alguna religión? Qué pasa con su alma? Talinasolo

Deja un comentario