Novedades
Inicio / Artículos / Al igual que Sodoma – Parasha Devarim
Al igual que Sodoma – Parasha  Devarim
La destrucción de Sodoma y Gomorra - fuente Wikicommons

Al igual que Sodoma – Parasha Devarim

 

Notas de la Hafṭara

Al igual que Sodoma

– por el Rabino Uri Sherki, Majón Meir, el rabino de la Congregación Beit Yehuda, Jerusalén

Las duras palabras de la profecía de Isaias hijo Amoz, que incluyen las frases más duras usadas contra los Hijos de Israel en todo el Tanaj, alcanzan el pico de su rigor cuando el profeta compara a la nación de Israel con Sodoma y Gomorra: “ Si el SEÑOR de los ejércitos no nos hubiera dejado algunos sobrevivientes, seríamos como Sodoma, y semejantes a Gomorra“[Isaías 1: 9].

Nuestros sabios explican [En el tratado de Berajot 19ª[ que el hecho mismo de dirigirse a la nación en términos despectivos, esto puede conducir a una caída mayor. “Dijo el rabino Shimon Ben Lakish, y la misma se imparte en nombre de Rabí Iosi: Nunca debe el hombre abrir la boca para incitar a Satan. Rav Iosef dijo, ¿cuál es la fuente de esto? Está escrito (En Isaias), “Seriamos como Sodoma…” Y que dijo el profeta inmediatamente después? ” Oíd la palabra del SEÑOR, gobernantes de Sodoma.”

Como consecuencia de esta comparación, “como Sodoma” las personas pueden realmente asumir los malos rasgos de esta ciudad: “” Oíd la palabra del SEÑOR, gobernantes de Sodoma; escuchad la instrucción de nuestro Dios, pueblo de Gomorra ‘[Ibid.1:10].” De esto vemos que no importa cuán justificada sea la crítica, hay que tratar de hablar de una manera que levante el ánimo del oyente y lo aliente a corregirse y no al revés. El Rambam [en Hiljot Deot  6: 8] escribe: “Si uno ve a un colega cometer un pecado o ir por un camino que no es bueno, es una mitzvá (precepto) positiva el de traerlo de vuelta a hacer el bien, como está escrito, ‘reprende a tu colega’ [Vaikrá (Levitico) 19:17 ]

Sin embargo, incluso en una situación de terrible fracaso como esta, todavía hay esperanza. Las puertas de la “Teshuva” (arrepentimiento) permanecen abiertas. Lavaos, limpiaos, quitad la maldad de vuestras obras de delante de mis ojos; cesad de hacer el mal[Ibid. 16]. Parece que, además de la llamada regular de los profetas para el arrepentimiento, esto también es un indicio de que justamente cuando las personas están en su nivel más bajo, la pureza intrínseca y las virtudes internas se revelan. El pecado no es más que suciedad externa, que se puede eliminar por lavado. Y gracias a esto, hay lugar para observar el pecado en sí mismo, después de arrepentirse, como parte del plan general de la Creación. “Rabí Itzjak dijo: El Santo, bendito sea, dijo a Israel: si sus pecados fuerán tantos como el número de años que han transcurrido desde que los seis días de la creación hasta ahora, todos ellos se volverán blancos como la nieve” [Tratado de Shabat 89b]. Hay aquí un indicio del proceso mesiánico, que se inició a Sodoma. “He encontrado a mi esclavo David [Tehilim 89:21]… ¿dónde lo he encontrado? En Sodoma. “[Midrash Bereshit Rabá 41]. El objetivo de este proceso es elevar a todos los caídos y a todo lo que se ha caído, para devolverlo a su santidad, entendiendo el significado del pecado como parte integral del proceso del orden de las generaciones, que tiene lugar cuando se pasa de una generación a la siguiente.

Veamos la primera palabra de la amonestación profética de Isaías: “Jazón” – una visión. “Jazon”, en los niveles de profecía, Jazon es la forma más elevada de la profecía. Y de hecho un nivel muy alto y muy profundo es necesario con el fin de entender los asombrosos procesos por los cuales la nación se eleva, justamente, a través de sus fracasos. Un indicio de esto se puede ver en la ley, por la cual, el nueve de Av no recitamos el Tachanun*, porque este día se llama “día de fiesta”.

En el fondo de la desgracia, en la mayor profundidad de nuestras adversidades, allí, justamente allí se halla oculta la salvación.

 

Fuente: "NOTAS DE LA Hafṭarah" - una columna quincenal en Shabat B'Shabbato (Instituto Zomet) Ver: http://www.zomet.org.il/eng - Devarim 5776, edición 1636.

 

*Tachanun o Taḥanun (en hebreo: תחנון “Súplica”), también llamado nefilat apayim (“caer en el rostro”), es parte del rezo matutino del judaísmo (Shajarit) y servicios de la tarde (Minjá), después de la recitación de la Amida, la parte central de los servicios de oración judíos diarios. Tradicionalmente, sólo las primeras cuatro palabras de la oración se dice en voz alta para que los demás tomen nota. Se omite en Shabat, las festividades judías y varias otras ocasiones (por ejemplo, en presencia de un novio en la semana después de su matrimonio). La mayoría de las tradiciones recitan una oración ya los lunes y jueves.

Acerca de Rav Uri Cherki

Rav Uri Cherki
El Rabino Uri Cherki nació en Argelia en 1959, se trasladó con su familia a Francia, en donde vivió algunos años, y concretó su aliá a Israel en 1972. Ha sido discípulo del Rabino Zvi Yehuda Hacohen Kook en Merkaz Harav, y del Rabino Yehuda León Ashkenazi. Se ha graduado de rabino y ejerce como rabino de la congregación Bet Yehuda en el barrio Kiriat Moshe de Jerusalém. Asimismo, dirige el Departamento Israelí del Instituto Meir, el centro de Meir de estudios judíos en francés [CMEJ] y el centro mundial de Noájidas e imparte clases de judaísmo en Roch Yehudi.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*