Novedades
Inicio / Estudio y Literatura / Parashat Balak – Haftara
Parashat Balak – Haftara

Parashat Balak – Haftara

Parashat Balak – Haftara 

Miqueas 5 (6-14)

Entonces el remanente de Jacob, en medio de muchos pueblos,  será como rocío que viene del SEÑOR, como lluvias sobre la hierba que no espera al hombre
ni aguarda a los hijos de los hombres.
Y será el remanente de Jacob  entre las naciones, en medio de muchos pueblos,  como león entre las fieras de la selva, como leoncillo entre los rebaños de ovejas,  que si pasa,  huella y desgarra, y no hay quien libre.
Se alzará tu mano contra tus adversarios,  y todos tus enemigos serán exterminados. Y sucederá en aquel día -declara el SEÑOR- que exterminaré tus caballos de en medio de ti,  y destruiré tus carros.
También exterminaré las ciudades de tu tierra, y derribaré todas tus fortalezas.
Exterminaré las hechicerías de tu mano, ¡y no tendrás más adivinos. Exterminaré tus imágenes talladas y tus pilares sagrados de en medio de ti,  y ya no te postrarás más  ante la obra de tus manos.  Arrancaré tus Aseras de en medio de ti, y destruiré tus ciudades.
Y con ira y furor tomaré venganza  de las naciones que no obedecieron.

Miqueas 6 (1-8)

Juicio de Dios contra su pueblo

Oíd ahora lo que dice el SEÑOR: Levántate, litiga con los montes,  y oigan las colinas tu voz. Oíd, montes, la acusación del SEÑOR,  y vosotros, perdurables cimientos de la tierra, porque el SEÑOR tiene litigio contra su pueblo, y con Israel entablará juicio. Pueblo mío, ¿qué te he hecho,  o en qué te he molestado? ¡Respóndeme! Pues yo te hice subir de la tierra de Egipto, y de la casa de servidumbre te redimí, y envié delante de ti a Moisés, a Aarón y a Miriam.
Pueblo mío, acuérdate ahora de lo que maquinó Balac, rey de Moab, y de lo que le respondió Balaam, hijo de Beor, desde Sitim hasta Gilgal, para que conozcas las justicias del SEÑOR.

La injusticia y su castigo

¿Con qué me presentaré al SEÑOR  y me postraré ante el Dios de lo alto? ¿Me presentaré delante de El con holocaustos, con becerros de un año?  ¿Se agrada el SEÑOR de millares de carneros,  de miríadas de ríos de aceite? ¿Ofreceré mi primogénito por mi rebeldía, el fruto de mis entrañas por el pecado de mi alma? El te ha declarado, oh hombre, lo que es bueno.

¿Y qué es lo que demanda el SEÑOR de ti,  sino sólo practicar la justicia, amar la misericordia, y andar humildemente con tu Dios?

Acerca de Centro Mundial Noájida

Centro Mundial Noájida
Nuestros objetivos: Difundir el mensaje de la Torá al mundo no judío. Actuar centralizando toda la actividad en nuestra sede en Jerusalén, en relación con los noájidas en todo el mundo. Servir como un centro de recursos de información y asesoramiento acerca de los principios y prácticas religiosas. Ayudar a establecer comunidades de noájidas en todo el mundo y brindarles apoyo. Establecer un vínculo entre el mundo no-judío y la tradición judía y los rabinos, incluyendo el reconocimiento formal de los Noájidas por las instituciones religiosas y nacionales del pueblo judío.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*