Novedades
Inicio / Artículos / Nuestra Generacion – Parte I: La decadencia de una generación

Nuestra Generacion – Parte I: La decadencia de una generación

Nuestra Generacion – Parte I:

La decadencia de una generación

Cada vez que una civilización (entendiéndose por esto a la cultura dominante) se acerca a su fin, surgen fenómenos característicos que pueden ser observados si nos fijamos a lo largo de la historia de la humanidad.

Podemos ver esto claramente y aprender de los grandes acontecimientos que se registraron desde que Adam Harishon (Adan, el primer hombre) fue expulsado del paraíso.

Antes de que una cultura llegue a su fin, se ve claramente que el ser humano, que está bajo el influjo de esta cultura tambaleante,  tiende a re-considerar sus ideas y valores, es decir tanto desde el punto de vista del conocimiento, como, y principalmente, desde el punto de vista moral.

Lo podemos ver esto en la época del diluvio, donde el ser humano a pesar de su gran progreso llego que los  “pensamientos de su corazón eran sólo hacer siempre el mal.” (Genesis 6,5) esto marcaba en fin de una cultura y un nuevo comienzo a partir de los justos, que se salvaron en el arca que los contuvo. Desde ya,  la historia del diluvio es el arquetipo de una cultura degradada, donde la moral ha caído tan bajo que ya no se puede rescatar, de modo que la única solución es la purificación a través de la aniquilación.

Pero esto no volverá a pasar según el pacto de Di-s:

“Entonces habló Di-s a Noé y a sus hijos que estaban con él, diciendo: 9 He aquí, yo establezco mi pacto con vosotros, y con vuestra descendencia después de vosotros 10 y con todo ser viviente que está con vosotros: aves, ganados y todos los animales de la tierra que están con vosotros; todos los que han salido del arca, todos los animales de la tierra. 11 Yo establezco mi pacto con vosotros, y nunca más volverá a ser exterminada toda carne por las aguas del diluvio, ni habrá más diluvio para destruir la tierra. 12 Y dijo Di-s: Esta es la señal del pacto que hago entre yo y vosotros y todo ser viviente que está con vosotros, por todas las generaciones: 13 pongo mi arco en las nubes y será por señal del pacto entre yo y la tierra. 14 Y acontecerá que cuando haga venir nubes sobre la tierra, se verá el arco en las nubes, 15 y me acordaré de mi pacto que hay entre yo y vosotros y entre todo ser viviente de toda carne; y nunca más se convertirán las aguas en diluvio para destruir toda carne. 16 Cuando el arco esté en las nubes, lo miraré para acordarme del pacto eterno entre Di-s y todo ser viviente de toda carne que está sobre la tierra. 17 Y dijo Di-s a Noé: Esta es la señal del pacto que he establecido entre yo y toda carne que está sobre la tierra.” (Genesis 8-17) 

De modo que de ahora en más, cada vez que una cultura entra en una crisis, y aparenta  llegar a su fin, una transformación es requerida (e influenciada desde lo alto, en lugar de la aniquilación que tuvo lugar en el diluvio), y es aquí que similares fenómenos se despiertan en el ser humano, comenzando  a replantearse toda las bases ideológicas y morales que sostienen esta cultura.

Así fue luego en la torre de Babel, donde a pesar de la aparente buena intención de los hombres ya que “Toda la tierra hablaba la misma lengua y las mismas palabras”, su verdadera intención era amoral, y debieron ser dispersados y confundidos.

Esto paso también en Egipto, la civilización más importante de la antigüedad, que concentraba en sí, todos los conocimientos de la humanidad, en el momento que se acercó a su fin, tanto sus conocimientos como sus valores morales fueron puestos a prueba, y al fin, desde dentro de la nación de Egipto, la nación de Israel fue rescatada, como la nueva representante de la humanidad, ahora sí, corregida.

Podemos ver esto, nuevamente también en la caída de los grandes imperios de la antigüedad, Babilonia, Persia, Grecia (y Roma…), que todas estas culturas llegaron a su punto de esplendor y luego lentamente se fueron degradando hasta que desaparecieron.

¿Cuáles son las características de un imperio, una cultura en crisis antes de su caída?

A lo largo de la historia podemos ver algunos rasgos que resaltan en tiempos de crisis.

Primero,  la gran importancia de las mujeres en estas épocas de crisis. Lo vemos claramente durante la historia del éxodo de Egipto, done la hija del Faraon que salva a Moises, su madre Iojebed y su hermana Miriam, que son claves en la liberación de Israel y básicamente las mujeres Israelitas que siguieron dando a luz a pesar de las prohibiciones del Faraon, tanto es asi que nuestros sabios dicen “Gracias a las mujeres justas, se salvó Israel en Egipto” (Midrash Yalkut Shimoni Salmos 247) y amplían esto mucho más en El midrash Zuta sobre el libro de Ruth, 4 ” Las generaciones no son salvadas, sino por las mujeres justas de esa generación…”

Esto puede observarse también en la historia general, que en las transiciones entre un imperio y otro, siempre hay mujeres involucradas en la raíz de este proceso y no solamente como salvadoras, sino también como propulsoras del cambio (Judith , en la historia de los Macabeos, por ejemplo, Cleopatra  la última reina de la dinastía Ptolomaica , o las hijas de Job, que también son una marca del cambio generacional  en la historia de Job, y así se pueden encontrar muchos casos más).

Otro rasgo característico, es el extremismo en las ideas de la generación, una polarización entre los que exaltan y alaban el pasado, defendiendo  sin conciliación la tradición y las costumbres, frente a los que ensalzan y alaban el futuro, con toda su innovación y cambio.

Estos grupos se enfrentan de manera irreconciliable, hasta que surge una síntesis y así un nuevo paradigma o modelo reemplaza el anterior.

Pero, la característica más dominante, en cuanto a que produce las impresiones más profundas en el alma humana, es la pregunta del “Mal”, que surge en estas épocas de crisis donde se ve  un aumento de las injusticias y un incremento de la amoralidad.

Esto crea una gran tensión en el alma humana, en la literatura de nuestros sabios esta pregunta es denominada “Tzadik be Ra Lo” (El justo que sufre), cuestión que es muy difícil de afrontar, pero que es crucial en estas épocas de cambio.

Podemos ver esto claramente en la época de la gran crisis del  pueblo Judío, en tiempos de la destrucción del segundo Templo por los Romanos (año 70 de la era cristiana), donde fue el surgimiento de los movimientos Gnosticos que ya venían apareciendo en pequeños grupos hasta entonces. La base de estos y quizás también base considerable del cristianismo, es la pregunta sobre el Mal y el sufrimiento humano. Con el tiempo estos movimientos se fueron acallando, tanto por la caída del imperio romano y la aceptación general del cristianismo, como por la línea convencional de la Iglesia católica que acallo estas voces. Pero lo que caracterizo todo este periodo, fue  el hecho principal de que el pueblo Judío fue esparcido entre las naciones y exiliado por casi 2000 años.

La libertad de una generación

Con el retorno de Israel a Tzion, una nueva época se despierta, y es por esto  que en nuestros tiempos vivimos también un periodo de crisis cultural a gran escala, similar a los anteriores (o más grande quizás)  donde en el mundo occidental (que es el que conocemos) se experimenta una gran crisis espiritual, la cual genera el resurgimiento de los rasgos característicos de estos periodos,  que detallamos antes.

El papel cada vez más protagónico de la mujer  y de la “fuerza” femenina, la tensión entre conservadores y liberales, tanto en la política, como en las ciencias y en la religión, y el resurgimiento de las cuestiones morales y la profunda pregunta del “Mal”.

Claramente lo vemos con la explosión de doctrinas pseudo-esotéricas de todo tipo, encuadradas en general en lo que se denomina “new Age”, que ya hace más de medio siglo que inundan el ambiente espiritual en occidente.

Contra este movimiento heterodoxo (sectario) surge un movimiento contrario, opuesto, (como mencionamos al principio sobre la polarización), el cual tiende a volcarse hacia la extrema ortodoxia, y refugiarse en la tradición sin contemplar nada fuera de ella, rechazando toda tendencia a la innovación y el progreso, y así observamos  un auge del  retorno a las religiones tradicionales, pero muchas veces de forma extremista y tendiendo al fanatismo.

Estos dos movimientos encontrados y opuestos muestran un cierto extremismo en la búsqueda espiritual del hombre, la cual indefectiblemente conlleva a un conflicto sin posible solución.

La solución debe venir del sendero medio,  de una búsqueda común del Bien para las familias de la humanidad en conjunto, que provenga tanto del valor de la tradición, como del espíritu de la futura redención, incluyendo tambien los grandes logros del hombre en los diferentes campos.

Una persona íntegra y recta , entendiendo estos procesos, puede encontrar  la síntesis entre las influencias provenientes de las raíces de la creación del hombre y su tradición, y el espíritu regenerador proveniente de la  salvación, de la libertad del mundo venidero, que llega al mundo a través de la simiente de Abraham, el pueblo de Israel y comienza a esparcirse desde Tzion a todos los rincones del mundo.

– Uri Leiv

Acerca de Centro Mundial Noájida

Centro Mundial Noájida
Nuestros objetivos: Difundir el mensaje de la Torá al mundo no judío. Actuar centralizando toda la actividad en nuestra sede en Jerusalén, en relación con los noájidas en todo el mundo. Servir como un centro de recursos de información y asesoramiento acerca de los principios y prácticas religiosas. Ayudar a establecer comunidades de noájidas en todo el mundo y brindarles apoyo. Establecer un vínculo entre el mundo no-judío y la tradición judía y los rabinos, incluyendo el reconocimiento formal de los Noájidas por las instituciones religiosas y nacionales del pueblo judío.

3 Comentarios

  1. Con todo el repeto para Ud.Tengo una inquietud: ¿defienden Ustedes su tradicion y costumbres( que en el occidente se denomina conservadores)) o han entrado a la innovacion y cambios del mundo pensante( en occidente se les denomino Liberalismo)? . Shalom.

    • Centro Noajida Mundial

      Esta pagina pertenece a la ortodoxia judia, la cual no esta separada del mundo, la innovacion y los cambios, pero se adhiere rigurosamente a la tradicion , las costumbres y los preceptos.
      Saludos.

  2. Disculpen por error puse 77 y no // en mi web. Ya la corregi. http:// facebook.com/rafaelmiguel.alvaradotijerino.Shalom

Deja un comentario