Novedades
Inicio / Artículos / La esencia del templo – Parashat Pekudei

La esencia del templo – Parashat Pekudei

Notas de la Hafṭara

La esencia del templo

– por el Rabino Uri Cherki, Majón Meir, el rabino de la Congregación Beit Yehuda, Jerusalén

(traducido del hebreo)

El Haftarah de la porción de Pekudai se puede dividir en dos secciones.

En la primera sección, que es leída por los sefardíes y yemenitas (Reyes I 7: 40-50), la fabricación de los utensilios del templo se describe como el trabajo de dos personas: Hiram y Salomón. A pesar de que, evidentemente, no fueron ellos quienes realizaron la operación física de hacer las vasijas con sus propias manos, se les da el crédito debido a que estaban a cargo de la operación. El pasaje distingue entre los utensilios de oro y los de cobre. Los recipientes de cobre se atribuyen a Hiram (Ibid.7: 40-45), mientras que todos los utensilios de oro se atribuyen a Salomón (Ibid.7: 48-50). Evidentemente, el cobre, un metal que tiene una apariencia similar a la de oro, pero es mucho menos costoso, es un ejemplo de perfección técnica, el rasgo principal de la serpiente primordial. En el libro de Genesis (Bereshit), la serpiente representa el intelecto natural – como está escrito que era:  “astuta, más que todas las otras criaturas del campo” [Genesis 3: 1]. (Tenga en cuenta que “NeJoSHet” : cobre – y “NaJaSH” : serpiente -. Tienen la misma raíz en hebreo: las mismas tres letras, Nun-Jet-SHin(

Por lo tanto, el cobre fue atribuido, por derecho, a los trabajos de las naciones, que sostienen el mundo entero. Ellas hicieron “muchos puentes, mercados y baños públicos, con el fin de permitir a Israel el estudio de la Torá” [Tratado Avoda Zara, 2b]. Y por lo tanto el vínculo entre los recipientes de cobre y la tierra se hace hincapié en el pasaje: ” El rey los fundió en la llanura del Jordán, en la tierra arcillosa…” [Ibid.7:48]. Que esta es el terreno de la serpiente, cuyo ” y para la serpiente el polvo será su alimento” [Isaias 65:25]. Hiram representa la parte de las Naciones, que la une junto con la santidad de Israel.

El oro, por el contrario, representa a la Torá, que está vinculada sobre todo a Israel: ” Y el oro de aquella tierra es bueno’ (Genesis 2:12),y no hay Torá como la Torá de Eretz Israel” [Midrash Bereshit rabba]. Por lo tanto, el oro es la parte del rey de Israel. El templo es una casa universal “…una casa de oración para todas las naciones” [Isaias 56: 7], que incluye el trabajo de toda la humanidad, incluyendo tanto Israel como a las otras naciones.

La segunda sección, que es la leída por los askenazíes (Reyes I, 7: 51 y Reyes I ,8: 21), pone de relieve el papel dual del templo. Que es a la vez un lugar de sacrificios y también un lugar donde encontrarse con el rostro de Di-s. Y por lo tanto hay dos puntos centrales en el templo, que apuntan a estos dos conceptos: el altar y el Santo de los Santos. El comienzo del trabajo en el templo consistió en ofrecer sacrificios en nombre de Di-s, ya que “santo servicio es para el cielo.” “Y el rey Salomón y toda la comunidad de Israel que estaban con él delante del arca, trajeron sacrificios de ovejas y ganado que eran demasiado numerosos para ser contados” [Reyes I, 8: 5]

Sin embargo, una vez que el Arca fue puesta en su lugar, en el Santo de los Santos, no se ofrecieron más sacrificios. “… y los sacerdotes no pudieron quedarse a ministrar a causa de la nube, porque la gloria del SEÑOR llenaba la casa del SEÑOR. ” [Ibid. 8:11]. Esta era una señal divina de que el objetivo principal del templo era la residencia de la Shejiná, que pueda estar presente dentro de Israel, ya que Israel es primordial en el plan de la Creación. Desde el punto de la nación la gloria del cielo es lo más importante, pero desde el punto de vista del Creador lo principal es la gloria de Israel. Esto es también lo que vemos que Salomón declara. Él dice: “… y he edificado la casa en nombre del SEÑOR, Di-s de Israel ” – para el servicio. Pero, al final, dice: ” Y he puesto allí un lugar para el arca, en la cual está el pacto del SEÑOR que El hizo con nuestros padres cuando los trajo de la tierra de Egipto. ” [Ibid. 8: 20-21]

 

Fuente: "NOTAS DE LA Hafṭarah" - una columna quincenal en Shabat B'Shabbato (Instituto Zomet) Ver: http://www.zomet.org.il/eng - Pekudai 5776, edición 1615.

 

Acerca de Rav Uri Cherki

Rav Uri Cherki
El Rabino Uri Cherki nació en Argelia en 1959, se trasladó con su familia a Francia, en donde vivió algunos años, y concretó su aliá a Israel en 1972. Ha sido discípulo del Rabino Zvi Yehuda Hacohen Kook en Merkaz Harav, y del Rabino Yehuda León Ashkenazi. Se ha graduado de rabino y ejerce como rabino de la congregación Bet Yehuda en el barrio Kiriat Moshe de Jerusalém. Asimismo, dirige el Departamento Israelí del Instituto Meir, el centro de Meir de estudios judíos en francés [CMEJ] y el centro mundial de Noájidas e imparte clases de judaísmo en Roch Yehudi.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*