Noticias Destacadas
Inicio / Artículos / Los ocho tipos de Lepra – Parashat Tazria

Los ocho tipos de Lepra – Parashat Tazria

Los ocho tipos de Lepra – Parashat Tazria

  • Por el Rabino Uri Sherki (traducido del hebreo)

La parashá de esta semana describe los tipos de lepra, que representan varias formas de deterioro moral, desde el más leve  hasta el más grave:

1. ” Cuando un Adam– hombre- tenga en la piel de su cuerpo hinchazón, o erupción, o mancha blanca lustrosa, y se convierta en infección de lepra en la piel de su cuerpo, será traído al sacerdote Aarón o a uno de sus hijos, los sacerdotes. Y el sacerdote mirará la infección en la piel del cuerpo; y si el pelo en la infección se ha vuelto blanco, y la infección parece más profunda que la piel de su cuerpo es una infección de lepra” (Levítico 13: 2-3).

El leproso es ante todo un hombre, pero hay un “rasgo deteriorado” en su piel. Él es en sí integro -kasher-, pero hay en el algún aspecto deteriorado. Se lo llama “Adám” en nombre de la que es llevado y dominado por la imaginación (en hebreo tienen raíces similares Adam|hombre – Dimion|imaginación).

2. ” Cuando haya infección de lepra en un Adam– hombre-, será traído al sacerdote. Entonces el sacerdote lo examinará, y si hay hinchazón blanca en la piel, y el pelo se ha vuelto blanco, y hay carne viva en la hinchazón… es lepra crónica en la piel de su cuerpo…” (Levítico 13: 9-11).

A diferencia del primer caso, la afección precede a la persona. Aquí la situación empeora: la lepra es crónica. El hombre ha cambiado, no es una ocurrencia ocasional o pasajera, el deterioro se ha convertido en el centro de su personalidad, pero aun así tratado como Adam- una persona.

3. ” Cuando el cuerpo tenga una úlcera en su piel, y se sane, y en el lugar de la úlcera haya hinchazón blanca, o una mancha lustrosa, blanca rojiza, será mostrada al sacerdote” (Levítico 13: 18-19).

El hombre es reemplazado aquí por la carne, el cuerpo. Hay un deterioro moral, de un régimen dominado por la imaginación, hacia el imperio de las emociones. En ambos casos anteriores el color de la lesión es blanco. Que si bien hay impureza, pero todavía hay una medida pura (ya que “todo lo que se ha convertido en blanco puro es”). La lesión ya no es solo blanca, tiene un poco de enrojecimiento, lo que representa el grado de juicio – Din, que se expande sobre esta persona.

4. ” Asimismo, si el cuerpo sufre en su piel una quemadura de fuego, y la carne viva de la quemadura se vuelve una mancha lustrosa, blanca rojiza o sólo blanca” (Levítico 13: 24).

El color blanco es solo ahora una segunda opción.

5. ” Si un hombre o una mujer tiene una infección en la cabeza o en la barba, el sacerdote le examinará la infección, y si parece estar más profunda que la piel y hay en ella pelo fino amarillento…es tiña (desconexión), es lepra de la cabeza o de la barba” (Levítico 13: 29-30).

Hasta ahora hemos hablado de del hombre, Adam, que lleva su nombre en relación con la imaginación y de la Carne, relacionada con la parte emocional de la persona. No hay justificación para la sumisión al Yetzer Hará (el mal instinto), pero se puede entender que la parte emocional no resistió la prueba y decayó. Aquí estamos hablando de ‘hombre o mujer”, es decir lo más general, la parte intelectual. Esta lepra se conoce como una desconexión (Tiña), una persona separada de su nivel intelectual que experimenta una ruptura mucho más profunda.

6. ” Cuando un hombre o una mujer tenga manchas lustrosas en la piel de su cuerpo, manchas blancas lustrosas, el sacerdote las examinará, y si las manchas lustrosas en la piel de su cuerpo son de color blanquecino, es eczema que ha brotado en la piel; la persona es limpia. ” (Levítico 13: 38-39).

No todas las fallas en el intelecto son impuras, hay fallas que no deterioran la esencia del hombre y así es que permanece puro.

7. ” Si un hombre pierde el pelo de la cabeza … si en la calva de la cabeza o de la frente aparece una infección blanca rojiza… y si la hinchazón de la infección es blanca rojiza en la calva de la cabeza o en la calva de la frente, como la apariencia de la lepra en la piel del cuerpo, es un leproso… su infección está en su cabeza.” (Levítico 13: 40- 44)  

Se menciona al hombre, sin la mujer, el hombre ya ha sido desconectado, ha perdido la mitad de sí mismo.

8. ” Cuando un vestido tenga una marca de lepra, sea un vestido de lana o de lino, sea en la urdimbre o en la trama, de lino o de lana, en cuero o en cualquier artículo hecho de cuero” (Levítico 13: 47- 48) .

Hay que distinguir entre el hombre y su vestimenta. Si una persona piensa que es su vestimenta, que todo depende de su apariencia, la lepra viene a la ropa también. En la continuación (Levítico 13: 55) se dice: “Después que el artículo con la marca (de lepra) haya sido lavado, el sacerdote lo examinará otra vez, y si la marca no ha cambiado de aspecto, aun cuando la marca no se haya extendido, impuro es; en el fuego lo quemarás, ya sea que la corrosión lo haya raído en su calvicie o en sus cejas”.

¿Es que la prenda tiene calvicie o cejas? Ocurre que en tal situación ya no hay una diferencia entre lo interior y lo exterior del hombre. Este es el punto bajo de la caída moral humana.

Y aun así, con todo esto, de todos estos estados morales deteriorados se puede retornar, hacer “Teshuva”, y  ser devueltos a la pureza.

Acerca de Rav Uri Cherki

Rav Uri Cherki
El Rabino Uri Cherki nació en Argelia en 1959, se trasladó con su familia a Francia, en donde vivió algunos años, y concretó su aliá a Israel en 1972. Ha sido discípulo del Rabino Zvi Yehuda Hacohen Kook en Merkaz Harav, y del Rabino Yehuda León Ashkenazi. Se ha graduado de rabino y ejerce como rabino de la congregación Bet Yehuda en el barrio Kiriat Moshe de Jerusalém. Asimismo, dirige el Departamento Israelí del Instituto Meir, el centro de Meir de estudios judíos en francés [CMEJ] y el centro mundial de Noájidas e imparte clases de judaísmo en Roch Yehudi.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: