Novedades
Inicio / Artículos / Shabat Shekalim

Shabat Shekalim

Shabat Shekalim

Shabat Shekalim (“día de reposo [de] siclos” שבת שקלים) se solicita a cada varón adulto Judio contribuir con la mitad de un siclo bíblico* para el mantenimiento del Tabernáculo, o Mishkan (משכן). Este Shabat se lleva a cabo en el Shabat antes del día 1 del mes calendario hebreo de Adar, o el 1 de Adar en sí, si cae en Shabat. En los años bisiestos en el calendario hebreo, cuando hay dos meses de Adar, el Shabat es Shekalim en el Shabat antes del 1 de Adar II (o el 1 de sí misma si es Shabat Adar II).

0903201113460950995

* El siclo (del hebreo shéqel) es una antigua unidad monetaria y de peso utilizada en el Oriente Próximo y en Mesopotamia. Generalmente se entiende por siclo una unidad hebrea que tenía diversos valores dependiendo de la fecha y la región. Se citan masas de entre 9 y 17 gramos y son comunes valores de 11, 14 y 17 gramos. Puede ser una moneda de oro o plata de ese peso.

En la Biblia se menciona varias veces esta moneda, por ejemplo, el precio de venta de la tumba de Sarah y los patriarcas, que Abraham compró a Efrón, por “400 sequels”, y el precio de venta de José por parte de sus hermanos a la caravana de mercaderes fue de 20 siclos de plata.

En 1980, el siclo o shéquel reemplazó a la libra como divisa de Israel. Posteriormente, en 1985, el shéquel fue sustituido por el actual nuevo shéquel (o New Israeli Shekel, conocido por las siglas NIS). Mil shequels antiguos equivalen a un shéquel nuevo.

Tradicionalmente en español se le ha denominado siclo (derivado del latín siclus, y este del hebreo séqel), aunque en la actualidad es más habitual la denominación shekel (o shéquel).

Acerca de Centro Mundial Noájida

Centro Mundial Noájida
Nuestros objetivos: Difundir el mensaje de la Torá al mundo no judío. Actuar centralizando toda la actividad en nuestra sede en Jerusalén, en relación con los noájidas en todo el mundo. Servir como un centro de recursos de información y asesoramiento acerca de los principios y prácticas religiosas. Ayudar a establecer comunidades de noájidas en todo el mundo y brindarles apoyo. Establecer un vínculo entre el mundo no-judío y la tradición judía y los rabinos, incluyendo el reconocimiento formal de los Noájidas por las instituciones religiosas y nacionales del pueblo judío.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*