Novedades
Inicio / Artículos / “Y Devorah cantó”- Parashat Beshalaj

“Y Devorah cantó”- Parashat Beshalaj

NOTAS de la Haftará

Y Devorah cantó”

– por el Rav Uri Sherki, Majón Meir, rabino de la Congregación de Beit Yehuda, Jerusalém

Hay mucho que aprender de el poema de alabanza que escribió Devorah

(Jueces Capítulo 5).

  1. Al igual que todas las canciones de la victoria, que nos enseña que debemos alegrarnos de una victoria sobre los enemigos de Israel. Además, también hay que estar feliz por el sufrimiento de nuestros enemigos: “ Miraba por la ventana y se lamentaba la madre de SísaraAsí perezcan todos tus enemigos, oh SEÑOR ” [Ibid.28, 31]
  2.  Debemos dar gracias a Dios por la victoria militar, incluso si parece haber sido alcanzada por la acción humana. Las tribus que libraban la guerra aprovecharon los fenómenos naturales, tales como el aumento repentino del río Cisón. Del mismo modo es más que lógico que hoy debemos agradecer y se debe recitar el “Halel”, para alabar a Dios por nuestra redención actual.
  3. La memoria de los acontecimientos trascendentales del Monte Sinaí se eleva de forma espontánea cuando llegamos a alabar a Dios, a pesar de que no son el tema del poema: “ Los montes se estremecieron ante la presencia del SEÑOR, aquel Sinaí, ante la presencia del SEÑOR, Dios de Israel. “. [ibid.5]. Esto demuestra el carácter primordial del acontecimiento del monte Sinaí y la impresión que dejó en la nación. Es contrario a diversas teorías desordenadas expuestas por generaciones de críticos de la Biblia.
  4. Incluso después de la victoria, hay que aprender tambien de los fallos durante la guerra y aprender las debidas lecciones. Devorah da voz a la alabanza de las tribus que participaron en la guerra, mientras que tambien critica duramente las tribus que se negaron a ayudar, incluyendo una maldición divina a la ciudad de Meroz.
  1. La participación en la batalla no es “con la ayuda de Dios”, sino “con el fin de ayudar a Dios” [ibid. 23]. El propósito de la guerra es para santificar el nombre de Dios en Su mundo, y la victoria es el cumplimiento de la voluntad divina.
  2. Los guerreros no se confían de sus méritos espirituales, como el estudio de la Torá, el cumplimiento de las mitzvot, y las buenas obras. Por el contrario, muestran dedicación y bravura durante la batalla: “ Zebulun era pueblo que arriesgó su vida hasta la muerte. Y también Neftalí, en las alturas del campo ” [ibid.18]
  3.  La lucha debe continuar, incluso en situaciones de debilidad tecnológica, no se debe caer en l a desesperación: “… entonces la guerra estaba a las puertas. No se veía escudo ni lanza entre cuarenta mil en Israel ? ” [ibid. 8]
  4.  Hemos aprendido de Yael, la mujer del amigo Cineo, que una sola persona tiene el poder de determinar el resultado de toda una campaña. Que nadie diga jamás: ¿Quién soy yo para traer la salvación a Israel?
  5. Incluso un poderoso guerrero como Sísara al final caerá, si permanece cautivo a sus propias concupiscencias, como se puede ver en las palabras de las mujeres sabias que aconsejaron la madre de Sísara. Después de todo, la verdadera persona valiente es quien conquista a sus propias malas inclinaciones: “… más sean los que te aman como la salida del sol en su fuerza. ” [ibid 31] ;
  6.  Cuando la Shejiná se revela, la prohibición de escuchar el canto de una mujer (“porque la voz de una mujer es exitante”) no está en vigor. Esto fue explicado por el Jid”a (“Rosh Yosef,” Beshalaj, página 223) y por su maestro el “Or Hachaim” (ibid). Esta es la forma en que interpretan el versículo: “Sé feliz y alegre, la que se encuentra en Sión” – es decir, las mujeres pueden cantar sin ningún reparo – “porque el Santo de Israel esta en medio de ti” [Isaias 12: 6]. De este mismo modo podemos ver el canto de “Jerusalén de Oro”* en una luz positiva, durante el tiempo en que la Shejiná apareció temporalmente entre nosotros durante la Guerra de los Seis Días.

Fuente: “NOTAS DEL Haftará” – una columna quincenal en Shabat B’Shabbato (Zomet Instituto) Ver: http://www.zomet.org.il/eng – Beshalaj 5776, edición 1608.

*”Jerusalén de Oro” – conocida  por la famosa version de la cantante Nomi Shemer

Aire de montaña cristalino como el vino

y aroma de pino

vuelan con el viento de la tarde

con sonidos de campanas

Y cuando se duerme el árbol en la piedra

presa de tu sueño

la ciudad que solitaria esta

y en su corazón una muralla

Estribillo:

Jerusalén de oro

y de bronce y de luz

Oh, de todas tus canciones

soy violín

Donde hubo pozos de agua

la plaza del mercado vacía está

y nadie visita el Monte del Templo

en la Ciudad Vieja

Y en las cuevas de piedra

lloran vientos

y nadie viaja al mar Muerto

por el camino de Jericó

 

Ver enlace: AQUI

 

Acerca de Rav Uri Cherki

Rav Uri Cherki
El Rabino Uri Cherki nació en Argelia en 1959, se trasladó con su familia a Francia, en donde vivió algunos años, y concretó su aliá a Israel en 1972. Ha sido discípulo del Rabino Zvi Yehuda Hacohen Kook en Merkaz Harav, y del Rabino Yehuda León Ashkenazi. Se ha graduado de rabino y ejerce como rabino de la congregación Bet Yehuda en el barrio Kiriat Moshe de Jerusalém. Asimismo, dirige el Departamento Israelí del Instituto Meir, el centro de Meir de estudios judíos en francés [CMEJ] y el centro mundial de Noájidas e imparte clases de judaísmo en Roch Yehudi.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*