Novedades
Inicio / Artículos / Testimonio para todo el mundo- Parashat Miketz (Januca)

Testimonio para todo el mundo- Parashat Miketz (Januca)

Testimonio para todo el mundo

– por el rabino Uri Sherki, Majón Meir, el rabino de la Congregación Beit Yehuda, Jerusalén

La Haftará de esta semana comienza con el retorno a Sión y la implicación de este evento para toda la humanidad: ” Canta de júbilo y alégrate, oh hija de Sion; porque he aquí, vengo, y habitaré en medio de ti – declara el SEÑOR… Y se unirán muchas naciones al SEÑOR aquel día, y serán mi pueblo… “[Zacarías 2: 14-15]. El final del pasaje se describe la Shejiná (la presencia Divina) en forma de una Menorá de oro como la que del Templo de Jerusalem. El hecho de que estos dos asuntos aparecen juntos es una prueba de las palabras de los sabios – que la Menorá sirve como testimonio al mundo entero, de que la Shejiná descansa dentro de Israel (Tratado de Menajot 86b).

Es cierto que la ubicación de la Menorá, que se encuentra fuera del Santo de los Santos, de tal manera que su santidad parece ser menor que el del Arón Hakodesh (armario donde se guardan las tablas de la ley ubicado dentro del Santa sanctorum), donde se guarda la Torá misma. Esto podría interpretarse en el sentido de que la nación de Israel, incluyendo el hecho de que la Shejiná mora dentro de él, es de importancia secundaria en comparación con la Torá. Sin embargo, el Rav Avraham Itzjak Kook explica que este enfoque se corresponde con un punto de vista externo, y en realidad, desde un enfoque interior y más profundo, la santidad de la Menorá es mayor – basado en el hecho de que la Torá fue entregada para Israel, quien precedió a la Torá:

La Menorá abarca la santidad del alma de Israel en sí misma, que a primera vista parece ser externa con respecto a la Torá, que se encuentra en el interior del Santo de los Santos. Sin embargo, en verdad, es la Menorá la que proporciona la luz para todo, y este es el secreto del testimonio dado por Israel, quien también puede iluminar el exterior no solo dentro “. [Rav Kook, Shemona Perakim, 8: 157]

Esto significa que la santidad de Israel es necesariamente de un orden universal. Una mirada superficial podría hacer pensar que hay diferentes niveles que crean una distancia entre la auto-santidad de la nación frente a la irradiación universal para todo el mundo, y que cualquier influencia en el resto del mundo simplemente se deriva de un superávit de la santidad de Israel. Pero esto no es así. El propósito del aislamiento de Israel es para servir mejor al objetivo superior, ” Y en ti serán benditas todas las familias de la tierra ” [Genesis 12: 3]. Ya que “un prisionero no puede darse a sí mismo la liberación de la prisión” [Tratado de Berajot 5b], es necesario para que alguien pueda redimir a otro, estar separado de él. Y esa es la raíz del aislamiento de Israel de las otras naciones.

En la Haftará, la nación de Israel se presenta como un modelo que las otras naciones deberían emular. Somos el primer país en la historia en haber alcanzado el estatus de “una nación de Dios,” y las otras naciones pueden aprender de nosotros, al igual que los hermanos pueden todos aprender de los primogénitos. “Y se unirán muchas naciones al SEÑOR aquel día, y serán mi pueblo…” En la marcha de la historia, sólo una nación fue merecedora de tener santidad colectiva, la cual es relevante a nivel nacional y a nivel político. En el resto de las naciones, encontramos sólo la santidad de las personas individuales, santidad que se relaciona con la moral y la religión, pero en el futuro también será privilegio de toda la nación el ser santa, y recibir la santidad colectiva. Y es por eso que está escrito que no deben ser aceptados conversos en los tiempos del Mesias (Tratado  de Yevamot 24b), porque ya no será necesario que una persona abandone su propia nación a fin de lograr el estado de santidad general.

Es específicamente el éxito de la misión universal la que lleva a Israel a niveles cada vez más altos, con el fin de servir como sacerdotes para el resto del mundo: Entonces habitaré en medio de ti… Y el SEÑOR poseerá a Judá, su porción en la tierra santa, y escogerá de nuevo a Jerusalén [Zacarías 2: 15-16]

 

 

Fuente: "NOTAS DEL Haftará" - una columna quincenal en Shabat B'Shabbato (Zomet Instituto) Ver: http://www.zomet.org.il/eng - Miketz (Januca) 5776, edición 1.602.

Acerca de Rav Uri Cherki

Rav Uri Cherki
El Rabino Uri Cherki nació en Argelia en 1959, se trasladó con su familia a Francia, en donde vivió algunos años, y concretó su aliá a Israel en 1972. Ha sido discípulo del Rabino Zvi Yehuda Hacohen Kook en Merkaz Harav, y del Rabino Yehuda León Ashkenazi. Se ha graduado de rabino y ejerce como rabino de la congregación Bet Yehuda en el barrio Kiriat Moshe de Jerusalém. Asimismo, dirige el Departamento Israelí del Instituto Meir, el centro de Meir de estudios judíos en francés [CMEJ] y el centro mundial de Noájidas e imparte clases de judaísmo en Roch Yehudi.

2 Comentarios

  1. Todo esto es muy bueno, excelente. Espero algún día esta verdad se esparsa y llegue a todo el mundo para adorar al verdadero D-os, al D-os de Israel.

  2. Actualmente soy un autodidacta y en el año 2011 a la fecha he aprendido el Monoteísmo y adoración hacia Hashem, D-os de Israel y Rey del Universo, y con la ayuda primero de D-os y a través de los libros: “El Camino del Gentil Justo”, “Cabala y Meditación para las naciones” y “El Verdadero Mesías” y un sidur benei noaj.
    Estoy tratando de organizar mi hogar con algunas tradiciones que se mencionan en el sidur, como por ejemplo rezo benei noaj 3 veces al día compuesta por la tefilá matutina shajarit, vespertina Minjá, y de la noche Arbit, pero me esta costando mucho sin la guía de un Rabino.
    Me gustaría unos consejos de parte del Rav Uri Cherki para organizar de mejor forma mi estilo de vida espiritual en el hogar en virtud que en donde yo vivo (Mazatenango, Suchitepequez, Guatemala) no existe sinagoga. Muchas Gracias y a la espera de su respuesta.

Deja un comentario