Novedades
Inicio / Artículos / Puede un Bnei Noah observar los mandamientos judíos? (además de los “7 mandamientos de los Noahidas”) – Parte 1: Formulación del problema
Puede un Bnei Noah observar los mandamientos judíos? (además de los “7 mandamientos de los Noahidas”) – Parte 1: Formulación del problema

Puede un Bnei Noah observar los mandamientos judíos? (además de los “7 mandamientos de los Noahidas”) – Parte 1: Formulación del problema

Puede un Bnei Noah observar los mandamientos judíos? (además de los “7 mandamientos de los Noahidas”) – Parte 1: Formulación del problema

La conferencia esta en hebreo y se presentara traducida en 4 articulos (introduccion y Partes 1, 2, 3) debajo del enlace al video. (Si tienen preguntas pueden agregarlas en “Deja un comentario” debajo de la nota, en la pagina de nuestro sitio y se las enviaremos al Rav Sherki)

-Por el Rav Uri Sherki (28 de diciembre de 2017)

Video conferencia (en hebreo):

Temas

La observancia de los principios morales por los pueblos del mundo (mitzvot Bnei Noaj) no está basada  en una forma de “mandamiento”- obligación ,sino que es voluntaria.

“Piadoso” y “Sabios” de los pueblos del mundo

¿Puede un Ben Noaj observar mandamientos judíos?

Introducción

Formulación del problema

La observancia de los principios morales por los pueblos del mundo no está definida como un mandamiento, sino que es voluntaria.

  • Maimonides – comentario sobre la Verdad (Mishná)

“Piadosos” y “Sabios” de los pueblos del mundo

¿Puede un Bnei Noaj observar mandamientos judíos?

  • Maimonides: prohibición en Mishne Tora
  • Aclaración: Prohibición: solo en “mandamientos por su cuenta”
  • Maimonides – permiso en Mishne Tora
  • Jatam Sofer: distinción entre los conceptos de “Goy” y “Ben Noaj”
  • Estudios gentiles y de la Torá
  • “Santo de los Santos será consagrado”
  • El enfoque de Tosafot
  • “Ger Toshav” y “Ben Noaj”
  • El Gran Rabino reconoció el estatus de Guer Toshav
  • Restricciones del Radbaz sobre “mandamientos adicionales”
  • El carácter universal del judaísmo

 

Formulación del problema (A)

La observancia de los principios morales por los pueblos del mundo no está definida como un mandamiento, sino que es voluntaria

Ahora trataremos con algunos problemas específicos. Básicamente, como referencia principal el libro de Maimónides, Mishneh Torah, pero también en otras fuentes. Discutiremos estos temas desde puntos de vista religiosos, culturales y nacionales.

La observancia de los principios morales por los pueblos del mundo no está definida como un mandamiento, sino que es voluntaria.

Comenzaremos estudiando algunas líneas del Talmud (Tratado de Baba Kama 38a). El Talmud trata aquí con un análisis del verso de Havakuk (3: 6): ” Se detuvo, e hizo temblar la tierra, vio e hizo estremecerse (va-yater) a las naciones “. La palabra va-yater no es muy clara. El Talmud da varias explicaciones, y citaré aquí las palabras del rabino Yoséf.

Rav Yosef dijo: ” Se detuvo, e hizo temblar la tierra, vio …”. ¿Qué vio él? Vio que los siete mandamientos, que Bnei Noaj asumieron, no eran observados. Se detuvo – y, va-yater, se los permitió. [es decir canceló el deber que ellos tenían].

Antes que nada, ¿qué son los “siete mandamientos de Bnei Noaj”?

El Todopoderoso tiene un pacto con la humanidad. Este pacto se describe en la historia de Noé (Génesis, Capítulo 9), y se llama “Brit Olam” (por eso elegimos este nombre para nuestra organización). Este es el pacto del arco iris. Y en este pacto, el Altísimo pone ciertas demandas en los pueblos del mundo. Y cumplen más o menos con los requisitos de la moralidad común. Pero esto no es solo un requisito moral. Ya que podemos decir que para la moralidad no necesitamos la Torá. E incluso, podemos decir que para saber que necesitas ser una persona moral, no necesitamos la Revelación, como dijeron nuestros sabios: “La Moral (Derej Eretz) precede a la Torá”.

La esencia del pacto es que el Todopoderoso construye un canal de revelación que lo conecta con las personas. Y la expresión de esta conexión son los siete mandamientos que Bnei Noah asumieron. Pero debemos enfatizar que no se trata de una observancia formal, sino de una alianza permanente entre el Creador y el hombre.

Quiero agregar un punto más importante. Estos mandamientos no están dirigidos a la comunidad religiosa, sino a nivel político, a los estados.

Los primeros seis de estos mandamientos puede entenderse como “religiosos e individuales: la prohibición de la idolatría, la prohibición de la blasfemia, prohibición del asesinato, prohibición de robo, prohibición de la corrupción, la prohibición de comer una parte cortada de la animal vivo – pero en relación con el séptimo mandamiento surge una dificultad. Este es el mandamiento de crear cortes de justicia. Maimónides dice que aquí se refiere al mandamiento de crear un sistema judicial, que tendrá el poder de imponer castigos. ¿Pero quién tiene el derecho de crear una corte y quién tiene el derecho de castigar? Está claro que no hay mención de personas individuales, esta es la responsabilidad del estado. Por lo tanto, todo el código de Bnei Noaj debe ser entendido dentro del marco estatal, no está limitado al servicio de las personas. A pesar del hecho de que estos mandamientos tienen un contenido religioso muy profundo para un individuo. Pero con todo esto, la tarea principal es corregirá a las Naciones (los países del mundo).

Cuando la Torá habla de la corrección de una persona, habla no solo del individuo, sino de algo más importante,  de las “familias de la tierra”, es decir, de los pueblos del mundo. O, como dijo el profeta Zacarías (2:15): ” Y se unirán muchas naciones al SEÑOR aquel día, y serán mi pueblo…”. Naciones enteras se unirán al Señor. Por lo tanto, aquí se dice sobre el pacto con las comunidades, con colectivos de personas.

Y volvemos ahora al Talmud de Baba Kama, como ya hemos dicho:

Vio, significa que los siete mandamientos, que Bnei Noaj asumieron, no eran observados. Se detuvo- y se los permitió.

Y en este nivel de la discusión, parece que el Todopoderoso permitió a los pueblos del mundo no observar los siete mandamientos de Bnei Noaj. Y esto es muy extraño. ¿Significa que se puede cometer asesinatos, pueden ser corrompidos y se puede robar? Es imposible de imaginar esto…pero inmediatamente el Talmud se opone:

¿Resulta de esto que recibieron una recompensa por no observar los mandamientos?

¿Y dónde sucede que el pecador es recompensado por los pecados? ¿Cómo puedes decir: si pecas, entonces te dejaremos hacer esto? El Talmud intenta dar la primera respuesta a esta pregunta:

Dijo Mar, el hijo del Rabino: significa que incluso si los mandamientos son cumplidos, no reciben recompensas por ellos.

Pero el Talmud objeta que es imposible decir esto:

Si enseñamos que Rabi Meir dijo: ¿Cómo sabemos que un no judío que practica la Torá es como el Sumo Sacerdote? De lo que se dice: “Por tanto, guardaréis mis estatutos y mis leyes, por los cuales el hombre vivirá si los cumple; Yo soy el Señor “(Levítico 18: 5). El texto no dice :”Los sacerdotes, los levitas, los hijos de Israel” sino que dice “hombre”. De aquí aprendemos que incluso un no judío que se ocupa de la Torá es como el Sumo Sacerdote.

¿Cómo puedes decir que él no recibe una recompensa por eso? Por lo tanto, el Talmud especifica las palabras del hijo de Mara, Rabino, y lo explica: no quiso decir que no hay ninguna recompensa:

Entonces él dijo: “No reciben recompensas como aquellos a quienes se les ordena y hacen, sino que reciben una recompensa, como aquellos a quienes no se les ordena y sin embrago lo hacen.” Como dijo el rabino Hanin, “el que hace lo que se le ordena es más grande que el que hace lo que no se le ordena”.

El significado de esto es que si hago una buena acción que se me ordena que haga, entonces este logro es más que si lo hago voluntariamente. Y esto, tal vez, contradice nuestra comprensión intuitiva, ya que a menudo parece que la persona voluntaria, que hace por su propia decisión, es más digna. Pero el mandamiento tiene una cualidad especial, y es que conecta entre el Creador y las Criaturas. Y cuando hago solo una buena acción, pero no como un mandamiento, cumplo con los principios morales que se me atribuyen. Esto me da un alto nivel humano, pero no agrega una conexión especial con Dios. Por lo tanto, actuar en una situación en la que obedeces el mandamiento divino, es preferible a hacerlo cuando no estás ordenado. Y esto es lo que dijo el hijo del Rabino, que los pueblos del mundo no reciben tal recompensa por el cumplimiento de los siete mandamientos como reciben los que se les han ordenado.

La cuestión es: ¡pero esto tampoco es justo! ¡Después de todo, para quien los observa, debe haber una recompensa correspondiente!

Vemos el indicio de una discusión teológica muy profunda, que luego sustentó el cristianismo. En la generación que precedió al surgimiento del cristianismo, hubo muchas comunidades en las que los no judíos acudieron a escuchar la predicación de los rabinos. Y en las sinagogas, además de los recintos masculinos y femeninos, también había una sala para los pueblos del mundo. Y esto condujo a una gran difusión del judaísmo en el Imperio Romano (imperio de cultura greco-romana). Entonces, por ejemplo, Filón de Alejandría dice: “¿Cómo sabemos que el Shabat es algo bueno? Por el hecho de que nunca hubo tanta gente en todo el imperio como ahora, con tantos observadores del Shabat “. Y la influencia del judaísmo en Roma fue muy fuerte incluso entre la elite, muchos adoptaron el judaísmo. Pero en su mayor parte, eran mujeres, no hombres. Dado que los hombres por diversas razones temían a la circuncisión. Y no solo porque duele, sino que también contradice los preceptos estéticos de la cultura helenística, según los cuales es imposible hacer un cambio en el cuerpo humano. Por lo tanto, era difícil para estos gentiles convertirse al judaísmo. Pero el judaísmo los influenció, y en algún momento se podía suponer que el judaísmo se convertirá en la religión oficial de Roma. Cuando llegó Pablo, el fundador del cristianismo, dijo: no ofrecemos el judaísmo a un precio tan alto, sino que puedes aceptar el judaísmo sin sábado, sin comida kasher, sin circuncisión. Y luego todos aquellos que ya estaban influenciados por el judaísmo lo aceptaron con alegría.

La base para la presentación de los mandamientos de Pablo fue esta: Pablo pensó que, en principio, los mandamientos son algo malo – Cuantos más mandamientos, peor es. Y en el Nuevo Testamento dice directamente que “Jesús nos liberó de la maldición de la ley”, de la maldición de los mandamientos de la Torá. A medida que más mandamientos hay, más oportunidades hay para pecar hay. Para él, los 613 mandamientos son 613 oportunidades de pecado. Cada mandamiento es como una trampa para una persona. Puedes pecar, y si pecas, Dios ya no te quiere más. Por lo tanto, dijo que la Salvación que ofrecía, es una oportunidad para finalmente deshacerse de la obligación de guardar los mandamientos. Y dijo: “Todo está permitido”. Como resultado, la primera comunidad cristiana comenzó a comportarse inmoralmente. Entonces Pablo les envió una carta, en la que los envió reproches por mal comportamiento. Pero le dijeron: ¡no entendemos, dijiste que todo está permitido, ya que la Torá es inválida! Y luego les respondió con una declaración, básica para entender la moralidad cristiana: “Todo está permitido, pero no todo es apropiado”. Lo que significa: uno debe continuar actuando de acuerdo con lo que la moral humana básica vincula, pero no como un mandamiento, sino como la voluntad propia de la persona. ¿Y qué conectará ahora entre el hombre y Dios? “Solo la fe lo hará“.

Y esto es exactamente de lo que el Rabino Yosef y el hijo de Rabi Rabi están hablando en el Talmud. Los pueblos del mundo quieren cumplir lo prescrito en los mandamientos, pero no quieren que esto sea un mandamiento.

¿Y qué nosotros, los judíos, que respondemos a la pregunta: qué pasa entonces con los pecados que podemos cometer? Y respondemos: tenemos un remedio para nuestros pecados. Tal remedio es “La Teshuva” (corrección -arrepentimiento-regreso a la pureza original).

Se puede decir, en forma resumida pero que incluye de manera profunda la base de su teología, que el cristianismo se basó en el hecho de que no tenían Fe en la eficacia de la Teshuva.

Creemos seriamente que La Teshuva es efectiva y ayuda. Y esto es porque tenemos una conexión personal con Dios. Y podemos enseñar a los pueblos del mundo cómo hacer Teshuva. Y luego de comprender esto, pasarán de “hacer lo que no se ordena” a “cumplir el mandamiento”. Este es el significado del estado legal de Ben Noaj, quien asume responsabilidades morales, como un precepto, como aquel a quien se le ordena. Y hablaremos de esto con más detalle más adelante.

 

 

Acerca de Rav Uri Cherki

Rav Uri Cherki
El Rabino Uri Cherki nació en Argelia en 1959, se trasladó con su familia a Francia, en donde vivió algunos años, y concretó su aliá a Israel en 1972. Ha sido discípulo del Rabino Zvi Yehuda Hacohen Kook en Merkaz Harav, y del Rabino Yehuda León Ashkenazi. Se ha graduado de rabino y ejerce como rabino de la congregación Bet Yehuda en el barrio Kiriat Moshe de Jerusalém. Asimismo, dirige el Departamento Israelí del Instituto Meir, el centro de Meir de estudios judíos en francés [CMEJ] y el centro mundial de Noájidas e imparte clases de judaísmo en Roch Yehudi.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: