Novedades
Inicio / Artículos / El Tabernáculo de Moisés y el Tabernáculo de Aarón – Parasha Trumah
El Tabernáculo de Moisés y el Tabernáculo de Aarón –  Parasha Trumah
tabernaculo - wikipedia

El Tabernáculo de Moisés y el Tabernáculo de Aarón – Parasha Trumah

El Tabernáculo de Moisés y el Tabernáculo de Aarón –  Parasha Trumah

-Por el Rabino Uri Sherki (Traducido del hebreo. Publicado en el sitio Shabat B’Shabbato.)

La Torá de Moisés, que aparece en la porción de la Torá de Trumah (donde no se menciona a Aarón), está dirigida a una persona que “Justa” (Tzadik), quien se guía por el intelecto y este controla sus acciones. No hay temor de que tal persona cometa un pecado, pero de todas maneras él o ella necesita instrucciones sobre cómo acercarse a Di-s.

La Torá de Aarón, por otro lado, que aparece en la porción de la Torá de la próxima semana, Tetzaveh (donde Moisés no se menciona), asume que el hombre puede cometer un pecado y por lo tanto es necesaria también una guía para el pecador, de modo de  evitar que desarrolle el deseo de pecar y ayudarlo a remendar sus caminos.

El Tabernáculo de Moisés, que aparece en Trumah, no contiene ninguno de los implementos que son necesarios para la expiación de pecados: los sacerdotes, las vestimentas que llevaban estos, el Altar de incienso y la Cuenca.

El Tabernáculo de Aarón, que se describe en Tetzaveh, opera a través de la imaginación: “Y harás la prendas sagradas para tu hermano Aarón, para la gloria y la belleza “[Éxodo 28: 2]. Las prendas del sacerdote impactan en el alma del hombre comun.

El Tabernáculo de Moisés fue construido con las contribuciones voluntarias de la gente, sin necesidad de un directo mando u obligación alguna. Sin embargo, el dinero para el Tabernáculo de Aarón se colecto en respuesta a un comando directo.

Según la Torá de Moisés, la humanidad es intrínsecamente buena, y no hay duda de que la gente querrá

Contribuir voluntariamente. La Torá de Aarón supone que la humanidad es débil, y es necesario un mandato para asegurarse de que todos los artículos necesarios para la construcción sean donados.

Si el único concepto de la Torá que se enseña, se hubiera basado el modelo espiritual de la Torá de Aarón, podría haberse pensado que el pecado es inevitable, y que es imposible imaginar la vida sin pecado. Y el pecado se habría convertido en la base del servicio a Di-s, como es el caso del cristianismo. Y es por eso, que el modelo del Tabernáculo de Moisés es llevado primero, diciéndonos que es posible que el intelecto tome el control, y que es posible adorar a Di-s apropiadamente sin involucrar el concepto de pecado.

El camino pedagógico correcto es enseñar que un hombre nace con la capacidad de servir a Di-s sin pecado, pero que si él o ella peca, la situación puede ser remendada.

Para acercar a un pecador a Di-s, la Torá de Aarón nos enseña a descender a las profundidades del pecado, al lugar donde se haya el pecador, en un intento de levantarlo. Este es el camino que siguió Aarón, por ejemplo, respecto al becerro de oro.

En general nosotros debemos actuar de acuerdo con la Torá de Moisés, pero a través del mandato de un profeta se puede suspender temporalmente un comando y permitirnos divergir de ella, y esto también está incluido y forma  parte de la Torá de Moisés.

Sin embargo, hoy ya no hay ninguna profecía. Malaquías, el último profeta, termina su libro con la siguiente frase: “Recuerda la Torá de mi siervo Moisés, que ordené a todo Israel en Horeb: las leyes y los decretos ” [Malaquías 3:22]. Por lo tanto, deja en claro que en una época en que la profecía ha sido suspendida temporalmente, la Torá de Moisés es la que debe ser observada y no la Torá de Aarón. ¿Quién actuará entonces para acercar a los pecadores a Di-s?

El profeta nos dice: ” He aquí, yo os envío al profeta Elías antes que venga el día del SEÑOR, día grande y terrible “[ Malaquías 3:23]. La profecía regresará antes del día del juicio final de modo que habrá un acercamiento de todos los corazones. Y a los pecadores se les dará la oportunidad de mejorar sus caminos basados ​​en la Torá de Aarón, entonces podrán enfrentarse y defender en el juicio.

Ahora, en la era de la redención, hemos comenzado a regresar a la Torá de Aarón a través del enseñanzas de Rav Abraham Isaac Kook. Él escribe: “He aquí, puedo ver la luz de Elias levantarse”. La Torá del tiempo de la redención muestra cómo ” El hará volver el corazón de los padres hacia los hijos, y el corazón de los hijos hacia los padres “[Malaquías 3:24].

Acerca de Rav Uri Cherki

Rav Uri Cherki
El Rabino Uri Cherki nació en Argelia en 1959, se trasladó con su familia a Francia, en donde vivió algunos años, y concretó su aliá a Israel en 1972. Ha sido discípulo del Rabino Zvi Yehuda Hacohen Kook en Merkaz Harav, y del Rabino Yehuda León Ashkenazi. Se ha graduado de rabino y ejerce como rabino de la congregación Bet Yehuda en el barrio Kiriat Moshe de Jerusalém. Asimismo, dirige el Departamento Israelí del Instituto Meir, el centro de Meir de estudios judíos en francés [CMEJ] y el centro mundial de Noájidas e imparte clases de judaísmo en Roch Yehudi.

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: