Novedades
Inicio / Artículos / El recibo de compra – Parashat Behar

El recibo de compra – Parashat Behar

El recibo de compra

Antes de que Jerusalén fuera conquistada por los caldeos, Di-s ordenó a Jeremías comprar el campo que pertenecía a su primo Hannamel, como leemos en la Haftará de esta semana. Este acto simbólico, que tuvo lugar en los últimos momentos antes de que cayera la ciudad, es una señal para los que iban a salir hacia el exilio, que volverán en su momento a Sión: “Esto es lo que el Di-s de los ejércitos, el Di-s de Israel dice: Casas, campos y viñedos todavía serán comprados en esta tierra “[Jeremías 32:15].

Los versos que describen con gran detalle cómo el recibo de la venta fue escrito y escondido en una vasija de barro, luego el testimonio dado ante los testigos, y la transferencia del dinero, sirven como fuentes para muchas Halajot (leyes)  de compra, incluyendo la ley que el matrimonio se lleva a cabo dando dinero, o un objeto valioso, por parte del novio a la novia (Tratado de Kidushin 2b). La conexión entre el establecimiento de una casa particular – el matrimonio – y un acto que es relevante para la nación en su conjunto – regreso del exilio – no es casual. Un individuo alcanza la mayor perfección cuando el objetivo de sus acciones es en beneficio de la comunidad (nación) en su conjunto. Y este es el significado de la afirmación que dice que todo el que alegra a una novia y el novio en su casamiento, es considerado como si estuviera reconstruyendo las ruinas de Jerusalén.

Jeremías también hace hincapié en el contexto, en el que la situación general de la nación va a mejorar, y esto también es un detalle particular en comparación con la corrección y reparación de la realidad como un todo: “¡Ah, Señor DI-S! He aquí, tú hiciste los cielos y la tierra con tu gran poder y con tu brazo extendido; nada es imposible para ti,  “[Jeremías 32:17]. La destrucción del Templo no es sólo una tragedia para la nación, sino que también es una profanación del nombre de Di-s. Mientras Moisés llamó a Di-s por los nombres, “grande, fuerte y temible” [Deuteronomio 10:17], Jeremías recorta  esto en Haftará de esta semana y lo llama únicamente, “grande y fuerte” [Jeremías 32:18]. El profeta deja de lado el título de “temible”, porque él se dice a sí mismo, “Gentiles están pavoneándose en su templo, ¿Dónde está su Temor?” [Tratado de Yoma 69b].

La oración del profeta tiene en cuenta el hecho de que la destrucción del Templo provoca daño y afecta la comprensión de Di-s en el mundo en general. Sin embargo, cuando Jeremías menciona el Éxodo de Egipto, hace hincapié en su importancia universal: ” Tú realizaste señales y portentos en la tierra de Egipto hasta este día, y en Israel y entre los hombres “ [Ibid 32:20].

La respuesta de Di-s a la llamada del profeta también incluye una referencia al aspecto universal de la guía divina: ” He aquí, yo soy el SEÑOR, el Di-s de toda carne, ” [Ibid 32:27]. Y Él también añade: “¿habrá algo imposible para mí? ” [Ibid]. De esto podemos ver que los procesos de la historia incluyen las alteraciones y reversiones de las situaciones políticas y de la Teshuva (arrepentimiento) de Israel, cuyas modalidades y detalles están ocultas a los ojos del hombre.

Esta es la esencia de la Torá – la cual nos enseña que las acciones del individuo se incorporan en el marco general de mejora de la nación en su conjunto, que a su vez se incorpora dentro de la reparación de la humanidad y que se incorpora en el proceso de reparación de todo el universo. En la literatura de la sabiduría interna de Israel, a estos  se les llama: la canción simple, la canción doble, la canción triple, la canción cuádruple, hasta que conduce a una canción que incluye todos los demás (ver Orot Hakodesh* Rav Abraham Isaac Kook, volumen 2, páginas 444-445). Por lo tanto, no debemos menospreciar la influencia que una sola persona, por pequeña que sea,  puede tener en los procesos generales, y nunca debemos olvidar nuestra obligación de reparar todo lo que nos rodea, “todo”,  en el sentido literal de la palabra.

 

 

Acerca de Rav Uri Cherki

Rav Uri Cherki
El Rabino Uri Cherki nació en Argelia en 1959, se trasladó con su familia a Francia, en donde vivió algunos años, y concretó su aliá a Israel en 1972. Ha sido discípulo del Rabino Zvi Yehuda Hacohen Kook en Merkaz Harav, y del Rabino Yehuda León Ashkenazi. Se ha graduado de rabino y ejerce como rabino de la congregación Bet Yehuda en el barrio Kiriat Moshe de Jerusalém. Asimismo, dirige el Departamento Israelí del Instituto Meir, el centro de Meir de estudios judíos en francés [CMEJ] y el centro mundial de Noájidas e imparte clases de judaísmo en Roch Yehudi.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*