Novedades
Inicio / Artículos / La cuenta del Omer – La época del año entre Pesaj y Shavuot

La cuenta del Omer – La época del año entre Pesaj y Shavuot

-Por el Rav Uri Sherki

Cuando el Templo de Jerusalén existía, el Sacrificio del Omer era traído cada año. Los primeros granos de cebada cosechada se ofrecían como sacrificio Minjá al Di-s de Israel, y este era el comienzo de un recuento de cincuenta días, llamada Cuenta del Omer.

Los días se cuentan a partir del momento en que el Sacrificio Omer era llevado (al día siguiente de Pesaj) hasta la festividad de Shavuot, cuando el pan hecho de trigo (y levadura) era sacrificado en el altar. Por lo tanto, hay una transición de un sacrificio de cebada a una hecha a partir de trigo.

La cebada se considera la alimentación animal, mientras que el trigo es  la forma de alimento para el hombre. El Éxodo de Egipto nos eleva desde un estado de ser esclavos de nuestros instintos animales para el retorno a una situación más elevada, la humana. Lleva cincuenta días liberarse de las ataduras de la cultura baja y servil de Egipto hasta que podamos venir a escuchar la palabra de Di-s en el monte Sinaí. Cincuenta días para ir, desde la cebada al trigo.

Sin embargo, durante estos cincuenta días también se pasa de un tipo de libertad a otro. La primera libertad es lo opuesto a la esclavitud. Ya no estamos en la esclavitud del Faraón, ya no somos esclavos de la naturaleza. Pero también hay un tipo interno de libertad, que se revela en el hombre en el momento en que es capaz de oír la palabra de Di-s y de observar las mitzvot del Creador, que hizo el mundo según  Su orden.

Esta transformación puede ser descrita como pasar de un tipo básico de la libertad, en relación con romper nuestros lazos a otra persona, a la verdadera libertad, que es la capacidad de escucharnos a nosotros mismos, al discurso en nuestra propia alma. Podemos comparar el tiempo de la cuenta del Omer a un proceso de curación. El momento en que un hombre se cura de una enfermedad, es regenerador y de gran agrado, es un momento en que la persona se vuelve más y más feliz. Es el momento en que su corazón se llena de esperanza.

Por otro lado, es también un momento de gran peligro. Una persona puede  no estar más enferma y ya no pasar todo su tiempo en la cama, pero como él todavía no ha alcanzado la plena salud y está en peligro de una regresión. Él debe ser cuidadosamente vigilado. De hecho, la nación de Israel se encontró con muchas tragedias durante este período. La guerra contra Amalek fue la primera guerra que la nación de Israel experimentó, y tuvo lugar poco antes de la entrega de la Torá, durante la cuenta del Omer.

Lo mismo es cierto para los períodos posteriores de nuestra historia. Las batallas por la independencia libradas por Bar Kojba* contra los romanos también se llevaron a cabo en este período del Omer, y muchos estudiantes de uno de nuestros mayores Sabios, Rabi Akiva, que luchó en la guerra, murieron en ese momento. Por lo tanto, este período que comenzó como un momento de alegría se transformó durante nuestra historia en un momento de duelo.

Con la misericordia de Di-s, en nuestro tiempo hemos vuelto un poco a la felicidad original de este período de tiempo, a través de los grandes acontecimientos de Iom Haatzmaut (Día de la Independencia) y Iom Ierushalaim (Día de Jerusalén). Sin embargo, incluso en la antigüedad una chispa de luz comenzó a brillar durante este período. Una gran luz salió de la escuela de aprendizaje de Rabí Akiva, quien fue asesinado a raíz de la revuelta, a través de uno de sus grandes discípulos, Rabí Shimón Bar Iojai, que se escondió en una cueva por miedo a los romanos. Pero en el día de su muerte, el Rabi Shimon reveló maravillosos secretos de la Torá, que al final llegaron hasta nosotros como el libro del Zohar, la base de los secretos de la Cábala. Este evento está marcado en “Lag Baomer”, el trigésimo tercer día del Omer. En este día, dos semanas antes de Shavuot, los secretos internos de la Torá fueron revelados, y nos dieron la fuerza para resistir las muchas calamidades que nos acontecieron durante el exilio.

Durante todo el período de oscuridad, sabíamos en lo profundo de nosotros mismos que una Torá secreta existía, y que a la postre daría el poder de difundir la luz de la Torá sobre el mundo entero. Este secreto de la Torá, es denominado el árbol de la vida en los libros sagrados, con el fin de diferenciarlo del Árbol del Conocimiento. Todos estamos familiarizados con la historia de Adán y Eva, que comió del árbol del conocimiento en el Jardín del Edén. La forma en que los sabios de la Cabalá explican este pecado no fue simplemente que ellos comieron del árbol, sino que no comieron primero del árbol de la vida, antes de comer del árbol del conocimiento. El conocimiento es importante, puede contribuir al progreso de la humanidad, pero si se pretende sustituir la vida misma – es decir, la fuente interna de la vida humana – es deficiente y puede incluso conducir a la muerte.

Por lo tanto, este punto en el tiempo, nos marca el hecho de que dentro de los procesos históricos complejos en los que participamos hay un fino rayo de luz que ilumina al árbol de la vida desde dentro. Vemos, pues, que todo este gran período de la cuenta del Omer es muy complejo. Tengamos en cuenta que también incluye recuerdos de tragedias como el Día del Holocausto, una de las mayores calamidades de toda nuestra historia, el duelo por los alumnos de Rabi Akiva, el fracaso de la revuelta de Bar Kojba, y muchos otros acontecimientos que tuvieron lugar en nuestro país en la Edad Media, como muchos otros disturbios, la inquisición y las Cruzadas. Muchos de estos eventos tuvieron lugar durante el tiempo de la cuenta del Omer.

Pero al mismo tiempo, podemos sentir una tremenda alegría para nuestra nación que está recuperando su salud y avanza hacia la verdadera libertad – la libertad que vamos a compartir con todos los seres humanos que quieren ser liberados de los grilletes de la naturaleza con el fin de poder para escuchar la palabra de Di-s.

También debemos tomar nota de otra fecha especial que se produce durante la cuenta del Omer – el vigésimo séptimo día de Iyar, que de acuerdo con una interpretación podría ser el día en que Noé salió del arca y acordó observar las Siete Mitzvot de Noé. Esta fecha también es durante la cuenta del Omer, y nos proporciona otra manera más de compartir nuestra alegría durante este tiempo con el resto del mundo.

 

* La Rebelión de Bar Kojba (132135; en hebreo, מרד בר כוכבא) contra el Imperio romano, también conocida como la Segunda Guerra Judeo-Romana, fue la segunda gran revuelta judía en Judea y última de las grandes Guerras Judeo-Romanas. Algunos autores la denominan Tercera Guerra Judeo-Romana, contando también los disturbios de los años 115117, conocidos como la Guerra de Kitos o la Rebelión del exilio, reprimidos por el generalLucio Quieto, que gobernaba la provincia en esos tiempos.

Acerca de Rav Uri Cherki

Rav Uri Cherki
El Rabino Uri Cherki nació en Argelia en 1959, se trasladó con su familia a Francia, en donde vivió algunos años, y concretó su aliá a Israel en 1972. Ha sido discípulo del Rabino Zvi Yehuda Hacohen Kook en Merkaz Harav, y del Rabino Yehuda León Ashkenazi. Se ha graduado de rabino y ejerce como rabino de la congregación Bet Yehuda en el barrio Kiriat Moshe de Jerusalém. Asimismo, dirige el Departamento Israelí del Instituto Meir, el centro de Meir de estudios judíos en francés [CMEJ] y el centro mundial de Noájidas e imparte clases de judaísmo en Roch Yehudi.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*