Novedades
Inicio / Artículos / Día de la Independencia – La Redención Final

Día de la Independencia – La Redención Final

-Por el Rav Uri Sherki

Desde el momento en que el Estado de Israel  se ha creado  , esto ha molestado a  muchas de las personas que viven en todo el mundo, de una manera que es muy desproporcionada comparada con el tamaño de nuestro país, y de hecho, también  fuera de proporción con la importancia del conflicto en el Oriente Medio en su conjunto respecto al mundo entero.

Podemos preguntarnos: ¿Por qué es esto así?

La verdad del asunto es que no podemos ignorar que la parte dominante de la cultura humana ha sido heredada de muchas generaciones pasadas del cristianismo. Incluso después de que el mundo occidental ha dejado de ser cristiano en la práctica, los procesos de pensamiento del mundo cristiano y las tradiciones cristianas y sus marcos han continuado existiendo en el subconsciente colectivo del mundo occidental. ¿Cuál es, entonces, la importancia del Estado de Israel desde el punto de vista del mundo cristiano?

Tomamos nota de que hemos sido testigos de una revolución teológica completa. Durante muchas generaciones, la iglesia cristiana enseño que la condición humilde (y casi despreciable) de la nación judía es la prueba de la verdad del cristianismo. Pero entonces, en la mitad del siglo XX, el Estado de Israel apareció de repente.

En los tiempos modernos, un evento de proporciones bíblicas está ocurriendo ante nuestros ojos. Podemos ver que la historia realmente es el cumplimiento de un plan,  se comienza a pensar que quizás el Tanaj (la biblia) se puede utilizar como el instrumento que nos puede enseñar cómo leer la historia. Pero esto nos lleva a un segundo punto, algo bastante molesto. Es muy posible que la forma en que los Judios leen el Tanaj,  es el correcto.

Pero esto lleva a grandes preguntas , sobre todo el contenido que es la base para el enfoque del mundo cristiano (y en su estela, el mundo occidental). Por lo tanto, los medios de comunicación están obsesionados con el Estado de Israel. Siempre quieren saber exactamente lo que está sucediendo aquí, a menudo tergiversan la realidad de Israel y tratan de demostrar que es el país más malvado del mundo. Pero la verdad es lo opuesto, somos el mejor país del mundo, somos el único país que a pesar de casi setenta años de guerra constante se ha mantenido democrático y así continúa, de forma  de tratar a una minoría hostil de una manera justa. Es, de hecho, no sólo una minoría,  pero es claro que desea abiertamente a la destrucción de Israel.

Sin embargo, seguimos siendo justos y equitativos. Esa es la verdad, a pesar de todas las acusaciones, a pesar de todo lo que aparece en los medios del mundo. Y así se plantea  un desafío  – ¿podría ser que Israel tiene razón, que lo enseñado en realidad a través de la tradición hebrea, heredada de sus antepasados​y profetas que debería ser un faro de luz moral que aclarará el camino del mundo, sea cierto?

Por fin ha llegado la hora de que reconozcamos la verdad. Como un ejemplo, tomemos el evento que estamos celebrando en este momento, Día de la Independencia de Israel. Si pensamos en esto un poco,  veremos que es incluso es algo mayor que el éxodo de Egipto. Esto puede ser visto desde el siguiente razonamiento:

En el momento del Éxodo de Egipto nos fuimos solo de una nación. Pero ahora estamos celebrando este acontecimiento, volviendo a nuestra tierra,  dejando a más de ciento cincuenta países diferentes. El Éxodo tuvo lugar después de doscientos años de exilio, mientras que el Estado de Israel fue establecido después de dos mil años de exilio. Finalmente, llegamos al punto más importante. El Éxodo fue el comienzo de un período temporal de libertad. Ochocientos años después de que se llevó a cabo la salida de Egipto, el país que fue fundado gracias a este,  fue destruido.

El Primero y Segundo Templos fueron destruidos ambos. El regreso de Europa, por el contrario, es una redención eterna que no será seguida de ningún otro exilio, como nos fue prometido  por nuestros padres, nuestros maestros y nuestros profetas.

Como el profeta Jeremías nos dijo: ” Por tanto, he aquí, vienen días – declara el SEÑOR – cuando no dirán más: “Vive el SEÑOR, que hizo subir a los hijos de Israel de la tierra de Egipto, ” [Jeremias 23: 7]. Es decir, cuando una persona toma un juramento que ya no se refieren a la Di-s que nos sacó de Egipto, sino más bien “Vive Di-s, que trajo la simiente de la Casa de Israel desde el norte y de todas las otras tierras adonde los dispersó ” [Jeremias 23: 8]. Por lo tanto, Yom Ha”atzmaut – Día de la Independencia de Israel – será reconocido como parte de nuestro patrimonio nacional.

Incluso para el típico y moderno israelí,  el Yom Haatzmaut se ha convertido en un evento más central e importante que de la festividad de Pesaj (la Pascua) el éxodo de Egipto. Está claro que hemos llegado a una era maravillosa, cuando las predicciones proféticas para el futuro se han convertido en realidad.

Y Que pronto llegue el día, según lo descrito por el profeta Ezequiel, cuando será declarado: “Y será engrandecido y santificado, y se reconocerá a los ojos de muchas naciones, y ellos sabrán que yo soy Di-s” [38:23].

Acerca de Rav Uri Cherki

Rav Uri Cherki
El Rabino Uri Cherki nació en Argelia en 1959, se trasladó con su familia a Francia, en donde vivió algunos años, y concretó su aliá a Israel en 1972. Ha sido discípulo del Rabino Zvi Yehuda Hacohen Kook en Merkaz Harav, y del Rabino Yehuda León Ashkenazi. Se ha graduado de rabino y ejerce como rabino de la congregación Bet Yehuda en el barrio Kiriat Moshe de Jerusalém. Asimismo, dirige el Departamento Israelí del Instituto Meir, el centro de Meir de estudios judíos en francés [CMEJ] y el centro mundial de Noájidas e imparte clases de judaísmo en Roch Yehudi.

Deja un comentario