Novedades
Inicio / Artículos / Ejército de Israel – Al servicio de la vuelta del exilio

Ejército de Israel – Al servicio de la vuelta del exilio

-Por el Rav Uri Cherki

Después de un exilio muy largo, durante el cual existimos sólo como una religión, hemos recuperado nuestra tierra y nuestro lugar entre las naciones como una entidad política y nacional. Los instrumentos de esta vuelta son el Estado de Israel y su ejército.

De acuerdo a la Torá el establecimiento de un estado independiente en la Tierra de Israel es uno de los 613 mandamientos, como estableció Najmánides*. Participar en la seguridad de Israel y en sus diversas guerras, ya sean para la defensa en contra de nuestros enemigos o para asumir la posesión de nuestra tierra, es parte de los mandamientos positivos, y por lo tanto es una obligación para todo el pueblo de Israel en su conjunto.

Por lo tanto, es un gran privilegio haber pasado de la dimensión exclusivamente individual del judaísmo (en el exilio, solo como una religión) a su forma colectiva general, esta última nos permite actuar como una nación.

Evidentemente, la tradición judía no es militarista; armas en sí mismas no son un valor. Sin embargo, ya que por desgracia, vivimos en un mundo violento, la Torá ha instituido diversos mandamientos para ayudarnos a establecer nuestra posición en este mundo. En consecuencia, hay mandamientos respecto a la lucha armada.

El Ejército israelí es el único ejército en el mundo que se rige por una ley moral. Por otra parte, esta ley moral es obligatoria en Israel. Por lo tanto, si un soldado cometer una acción que constituye una desviación de la moral, no podrá esconderse tras la excusa de que estaba “respondiendo a una orden.”

El ejército israelí (Tzahal) es también un lugar de encuentro entre los diferentes grupos de nuestro público. Es en el Ejército que las personas procedentes de distintos países, procedentes de entornos sociales diferentes , se encuentran y de esta forma las diversas opiniones llegan a conocerse y se fomenta el respeto por los demás. Se puede decir que la contribución del Ejército israelí al proceso del crisol de las diásporas es de la mayor importancia. Este es un motivo de orgullo y alegría para nosotros, sobre todo sabiendo que el Estado de Israel se diferencia de otros estados, ya que tiene como objetivo el cumplimiento de una misión universal – la promoción de la paz universal y el conocimiento de Di-s en el mundo.

Personalmente, he tenido el privilegio de servir en la Artillería y por lo tanto he dado mi grano de arena, contribuyendo a la seguridad de Israel. La mayor parte de mi servicio constaba en el servicio de reserva (Millu’im) lo cual fue una extraordinaria experiencia. Al igual que muchos jefes de familia en Israel, el período de servicio como reservista a menudo no se considera una carga, sino más bien una ocasión afortunada, aunque se limite a unas pocas semanas, para reunirse con otros israelíes y aprovechar la oportunidad de actualizarse acerca del entorno de los viejos compañeros..

-Traducción del artículo original en Hebreo-

* Moshé ben Nahmán, llamado Nahmánides (Gerona1194 – Palestina1270), rabino catalán. Conocido en el judaísmo con el acrónimo Ramban (de Rabbi Mosheben Nahman) y citado en los documentos cristianos como Bonastruc ça Porta. Fue la mayor autoridad rabínica de su época.
Nahmánides destacó como filósofo, talmudista y cabalista. Ejerció la Medicina. Admirador de Maimónides, sin embargo discrepaba de sus tendencias filosóficas y derivó hacia cuestiones de la cábala. Con él se inicia la escuela cabalística de Gerona. Compuso un musta gab, que constituye la muestra más antigua de poesía cabalística peninsular. Fue el máximo representante de la corriente espiritualista y mística judía, opuesta al intelectualismo, ya que considera que la revelación es superior a la filosofía.
Como exégeta bíblico escribió comentarios a JobRut, etc. El más importante es su Comentario al Pentateuco, escrito en Palestina. Sus comentarios suelen ser explicaciones literales de los textos en los que, por primera vez, se incorporan enseñanzas místicas de la cábala de forma más o menos velada.
Como talmudista escribió Las guerras del Señor, en defensa de la codificación de Al-Fasï y numerosas Novellae a tratados talmúdicos, aclaraciones y observaciones sobre paisajes especialmente difíciles e importantes.
Escribió muchas obras didácticas y moralistas, entre las cuales se encuentra Iggueret ha-qodes (“Epístola de la santidad”), dedicada a dos de sus hijos, y Torat ha-adam (“La Ley del hombre”).
En cuanto a su vida pública, sobresale su actuación en una famosísima controversia pública que tuvo lugar en 1263, en Barcelona, en presencia de Jaime I y de Ramón de Peñafort. Nahmánides defendió el judaísmo y refutó el cristianismo frente al converso Pablo Christiani. Se conservan el acta oficial en latín y una versión escrita en hebreo por el mismo Nahmánides. Ambos contricantes se consideraron vencedores en la polémica, pero Nahmánides fue condenado al destierro y en 1267 emigró hacia la Tierra Prometida oTierra Santa. Permaneció algún tiempo en Jerusalén, que encontró devastada, y pronto se estableció en Acre. Murió en 1270, a la edad de 76 años. Sus restos reposan en Haifa.
 

Acerca de Rav Uri Cherki

Rav Uri Cherki
El Rabino Uri Cherki nació en Argelia en 1959, se trasladó con su familia a Francia, en donde vivió algunos años, y concretó su aliá a Israel en 1972. Ha sido discípulo del Rabino Zvi Yehuda Hacohen Kook en Merkaz Harav, y del Rabino Yehuda León Ashkenazi. Se ha graduado de rabino y ejerce como rabino de la congregación Bet Yehuda en el barrio Kiriat Moshe de Jerusalém. Asimismo, dirige el Departamento Israelí del Instituto Meir, el centro de Meir de estudios judíos en francés [CMEJ] y el centro mundial de Noájidas e imparte clases de judaísmo en Roch Yehudi.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*