Novedades
Inicio / Artículos / La libertad es posible

La libertad es posible

 – Por el rav Uri Cherki

La fiesta de Pesaj es una “gran” fiesta, en la cual se revela al mundo entero que la libertad es posible.

Por esto la Torá nombra a Egipto como una “casa de esclavos”, no solo porque nosotros fuimos esclavos allí, ni porque Egipto estuviera llena de esclavos. Sino debido a que toda la mentalidad, toda la percepción de la realidad de Egipto, era de esclavitud.

En Egipto todos eran esclavos. Tanto los esclavos, como los patrones eran esclavos del Faraón, pero también el Faraón , rey de Egipto, era el mismo esclavo. Esclavo del sistema, del sistema de dioses, y los dioses mismos , ellos también eran esclavos, esclavos del orden de la naturaleza.

Tenemos que entender que el concepto de divinidad en la antigua Egipto, era en esencia la de divinización de las fuerzas de la naturaleza. Según la percepción del Egipto antiguo, no hay posibilidad alguna de cambio en el mundo. Y obviamente, menos que menos, posibilidad de una libertad verdadera.

Y es por esto que la salida de Egipto, el Exodo, fue una declaración a la humanidad entera, que la libertad es posible. Incluso desde dentro de una nación de esclavitud, como Egipto. ¿De que se trata esto?

Se trata de cuatro diferentes libertades que aprendimos de Egipto, durante la salida del cautiverio según la tradición judía. Una de las libertades que  aprendimos es la libertad política. Y es que ningún gobierno en el mundo es total, absoluto. Tampoco un imperio descomunal como el del Faraón. Esta es la liberación del yugo de los reinos.

La segunda libertad, es la liberación por sobre las  fuerzas de la naturaleza, dado que estas son las que impiden nuestro avance, que nos frenan en el progreso espiritual y moral.  Y esto se ve claramente  en el Éxodo de Egipto, donde tremendas fuerzas de la naturaleza, el mar, y todo lo que se le relaciona,  estas cosas ya no nos demoran y no pueden impedir nuestra libertad. De esta forma tenemos la libertad política y la libertad de las ataduras de la naturaleza.

De manera más profunda, hay una liberación del mal instinto, la mala inclinación. A veces nos convencemos que no está en nuestras manos cambiar nuestros hábitos, tanto si estos hábitos  son buenos,  como si son (que así no sea) malos. Si en realidad es posible liberarse de los lazos de la naturaleza, de los lazos de la política, ¿porque el hombre particular no puede también liberarse de la fuerza su mal instinto que lo encarcelan y le impiden su propio desarrollo?  Cierto es, que no hay nada que pueda detener y frenar a la fuerza de la voluntad.

Y también observamos la cuarta forma de libertad, la cual se revelara en el futuro por venir. La liberación de la Muerte. Nosotros podemos a través del desarrollo correcto del espíritu humano, de la Moral del ser humano dispuesto a escuchar las palabras de Di-s, podemos de esta manera llegar a la liberación total, absoluta. También de la terrible fuerza de la Muerte.

Es este el concepto de la futura resurrección de los muertos, que tiene su comienzo en la salida de Egipto.

El éxodo de Egipto establece la capacidad de la Hagada (Narracion). Nosotros contamos en la noche de Pesaj, La Hagada de Pesaj (la narración del Exodo). El fundamento de esta es: “y le narraras a tus hijos en ese Dia…”. La tradición que pasa de una generación a otra, conserva el conocimiento de que la libertad del hombre , es la que al fin y al cabo traerá la redención final, la redención de Israel, la redención del mundo, la redención de toda la humanidad.

Todo esto comienza con la capacidad de contar de una generación a otra. Y aquí, en la Hagada de Pesaj, encontramos también cuatro formas de transmitir el mensaje:

La transmisión al hijo inteligente,  al hijo malvado, al hijo inocente y al hijo que no sabe preguntar.

Para cada uno de ellos hay una estrategia pedagógica diferente. Y hay que atender a todos ellos.

¿Quién es el inteligente? El inteligente es quien ya entiende en que tipo de proceso histórico el está y todo lo que le resta preguntar es que se debe hacer. Entonces se le explican cuales son la reglas y leyes de Pesaj. Leyes que también Bnei Noaj pueden  implementar de generación en generación.

En cambio el malvado, es quien no quiere ser parte , no quiere pertenecer al conjunto, y así se retira el mismo del grupo. Entonces se le explica que , es cierto, en el principio de la historia era posible retirarse del conjunto,  pero ahora ya no, la historia humana va en dirección a la libertad. No tienes ahora la posibilidad de salir de la obligación de ser libre. Esto es lo que se le dice: Si hubieras estado allí en Egipto, no te hubieras liberado, pero ahora estas aquí, debes redimirte forzosamente.

¿Quién es el inocente? Este es el hijo que tiene la posibilidad de asombro, de maravillarse. El asombro es la base favorable, a través de la cual pude ser transmitido todo contenido positivo. Como por ejemplo enseñarle que “con mano dura nos sacó Di-s de Egipto”

¿Y el que no sabe preguntar?  A quien no sabe preguntar, la obligación es enseñarle a preguntar, no hay que darle contenidos de estudio o de Fe a un hombre sin que este mismo primero este necesitado de estos. Por esto, el aprender a preguntar es mucho más importante, la capacidad de preguntar es mucho más importante que nuestro deseo de transmitir contenidos, que transmitir tradiciones.

Primero enséñale a tu hijo a preguntar, no temas a las preguntas. A través de las preguntas él va a llegar también a la Fe y certidumbre.

Efectivamente, las leyes del Seder (la cena de Pesaj) en gran parte está destinado justamente a los hijos de Israel, o sea comer el sacrificio de Pesaj (cordero) en tiempos que el Templo existía y también el sacrificio de Jagiga (sacrificio festivo adicional)

Con todo esto, en nuestros días, debido a nuestros pecados (que causaron la destrucción del templo) no podemos hacer esos sacrificios, en su lugar comemos Matza (pan acimo) y Maror (hiervas amargas).

Todos los símbolos del Seder, desde ya que son adecuados también para nuestros amigos Bnei Noaj en el mundo entero, y especialmente la narración de la Hagada, que es la divulgación mas importante de la palabra de Di-s y la libertad que El confiere al ser humano en el mundo entero.

Todas las costumbres, incluyendo el recitado de el “Halel” (aleación)  son desde ya apropiados para todos los  seres humanos, como esta escrito en la misma Hagada de Pesaj: “Debe todo hombre verse a sí mismo, como si hubiera sido liberado de Egipto…”

Feliz Pesaj!!

 

 

Acerca de Rav Uri Cherki

Rav Uri Cherki
El Rabino Uri Cherki nació en Argelia en 1959, se trasladó con su familia a Francia, en donde vivió algunos años, y concretó su aliá a Israel en 1972. Ha sido discípulo del Rabino Zvi Yehuda Hacohen Kook en Merkaz Harav, y del Rabino Yehuda León Ashkenazi. Se ha graduado de rabino y ejerce como rabino de la congregación Bet Yehuda en el barrio Kiriat Moshe de Jerusalém. Asimismo, dirige el Departamento Israelí del Instituto Meir, el centro de Meir de estudios judíos en francés [CMEJ] y el centro mundial de Noájidas e imparte clases de judaísmo en Roch Yehudi.

Deja un comentario