Novedades
Inicio / Artículos / Conceptos básicos / VAIEJÍ – VIVIÓ

VAIEJÍ – VIVIÓ

¿Quién es el verdadero rico? Aquel que está contento con su parte…

VAIEJÍ – VIVIÓ
Génesis 47:28 – 50:26

 

Algunos conceptos, preceptos o valores del porción semanal:

Apreciar la vida.
Bendecir a los hijos.
Reconocer los errores.
Mantener la identidad.

HISTORIA SEMANAL

Apreciados lectores, uno de los valores que encontramos en esta porción semanal es el de apreciar la vida. El siguiente poema nos enseña varios conceptos que nos permitirán entender mejor la importancia del valor en cuestión.

¿SABES QUE TIENES ALAS?

Sabes que puedes volar.
¿Y qué es volar?
Es comenzar por tener un sueño
Es estar comprometido con los sueños
Es tener confianza en sí mismo
Es aceptar lo que no se puede cambiar
Es saber cambiar a tiempo
Es volver a empezar
Es reconocerme en mis logros
Es no envidiar ni codiciar
Es saber disfrutar de mis logros y de lo que tengo
Es reconocer que me equivoqué y pedir perdón
Es reconocer que detrás de cada acierto puede haber varios fracasos
Es enamorarse de lo que uno hace
Es no postergar y hacer algo ahora
Es darse cuenta que estás eligiendo a cada momento
Es reconocer las propias debilidades y fortalezas
Es no parar jamás hasta conseguir los sueños
Es saber con qué fin hacemos las cosas
Es no mirar hacia atrás
Es actuar con entusiasmo
Es transitar caminos desconocidos
Es probar hacer algo que nunca hicimos
Es probar hacer algo de una manera diferente
Es saber que no estamos solos
Es no rendirse jamás
Es disfrutar de cada momento
Es tener tiempo libre
Es disfrutar del tiempo libre
Es accionar ya
Es pensar en positivo
Es tener metas claras
Es tener perseverancia en la búsqueda de tus objetivos
Es estar preparado para ver la oportunidad que se te presenta
Es desarrollar la creatividad
Es utilizar la imaginación
Es recomenzar con el mismo entusiasmo
Es tener la paciencia necesaria
Es tener claridad en el propósito
Es dejar una huella para que otros puedan seguirla
Es estar focalizado en lo que uno quiere
Es arriesgar
Es hacer cosas nuevas todos los días
Es apreciar cada aspecto de la vida que Di-s te regala cada día!!!

ENSEÑAN LOS SABIOS

*** “Entonces él los bendijo ese día diciendo… ‘Que Di-s te haga como Efraim y como Menashé’; y él puso a Efraim antes que a Menashé” (Génesis 48:20).

Este versículo nos relata cómo Iaacov Avinu bendijo a sus nietos Efraim y Menashé, los hijos de Iosef. Él les dijo: “Cuando alguien bendiga a sus hijos le dirá: ‘Que sea Su voluntad que seas como Efraim y Menashé'”.

Llama la atención lo extraño de ésta bendición: ¿por qué exactamente como Efraim y Menashé? ¿Qué había de especial en ellos?

El autor del libro Agrá Dekalá nos explica que la base y el pilar de toda la Torá es la fe en Di-s que el hombre expresa al no enorgullecerse de las cosas que consiguió, al entender que provienen del Creador; y también al no tener celos de los demás, por cuanto entiende que Di-s le da a cada quien exactamente lo que se merece y necesita.

Cuando Iaacov Avinu los bendijo, poniendo su diestra sobre el joven Efraim y no sobre Menashé el primogénito, vio que Efraim no se llenó de orgullo mientras que Menashé no tuvo celos de su hermano, sino que los dos siguieron sintiendo lo mismo que sentían antes de ese suceso. Entonces, él entendió que en ellos residía la profundidad de la fe en Di-s, así como también las buenas cualidades, valor que no había detectado en el resto de sus hijos, quienes sintieron celos de Iosef. Es por ello que Iaacov rezó para que cada persona del pueblo judío bendiga a sus hijos para que sean como Efraim y Menashé.

*** Rabí Elazar Hakapar enseñó que la envidia, la ambición y el honor sacan a la persona del mundo. Reforzando esta idea, el Pirké Avot enseña: “¿Quién es el verdadero rico? Aquel que está contento con su parte”.

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO Y LA REFLEXIÓN

¿En qué basas tu identidad?

¿Eres capaz de reconocer tus errores? ¿Intentas corregirlos?

Acerca de Rabino Aaron Ribco

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*