Noticias Destacadas
Inicio / Artículos / Las plagas – Parashat Va’era

Las plagas – Parashat Va’era

Las plagas – Parashat Va’era

– por el Rabino Uri Sherki (Traducido del hebreo.)

Si ignoramos el aspecto blasfemo de la demanda de Faraón: “¿Quién es este Di-s a quien debo escuchar su voz? “[Éxodo 5: 2] – debemos admitir que su declaración es bastante lógica. Después de todo, el faraón se encontraba en una posición de alta responsabilidad, la cual no existio antes de su tiempo. Él era el líder de la cultura más avanzada de la antigüedad, la cual establecería la dirección dominante en toda la historia que le seguiría.

Y Moisés vino a él, para exigir que el Faraón abandone la base económica del imperio egipcio: Los esclavos. Lo que conduciría indefectiblemente al colapso económico y político del imperio. Incluso peor que esto: le informaba que los esclavos serían ellos los que liderarían el progreso de la humanidad a partir de ese momento, en lugar de Egipto. ¡Y se suponía que el Faraón debía acceder a estas demandas simplemente porque Moisés le habló en nombre de un desconocido Di-s!

De hecho, fue muy razonable que el Faraón ignore esta demanda. La respuesta de Faraón fue la siguiente: aceptaré tu demanda si me demuestras que es correcta.

¿Que es necesario para hacer esto? Es necesario que Di-s se revele al Faraón. Y esto es de hecho lo que se logró a través del proceso de las Diez Plagas, cuyo propósito declarado fue: “Egipto sabrá que soy Di-s” [Ibid 7: 5]. Egipto y no Bnei Israel fueron el principal objetivo de la revelación.

Las plagas enfatizan la posición Única de la nación de Israel en contraposición con Egipto, de modo de justificar la demanda de que Egipto abandone su posición en la historia de la humanidad.

La plaga de la Sangre, daña la gran fuerza natural sobre la que se basa Egipto, el Nilo, pero no daña a Israel. Esto demuestra la capacidad de Israel de superar los obstáculos naturales, una habilidad que se adquirió del Patriarca Abraham, El hebreo, quien “cruzó el río” al otro lado (como explica la tradición. El Hebreo significa: “del otro lado”).

La plaga de las ranas se basa en la disposición al sacrificio. Como explica la tradición (el Midrash) las ranas estuvieron dispuestas a entrar en hornos calientes para cumplir las órdenes de Di-s, y esto es característico de la tradición del auto sacrificio, la cual se basa en el Patriarca Itzjak , quien enseñó este valor a la nación de Israel.

La Plaga de los Piojos, demostró el poder de Di-s (EL) por sobre los demonios, ya que se dice que estos no tienen poder ni control sobre las criaturas más pequeñas que un grano de cebada (Como explica el comentarista Rashi), y esta se basa en el poder del Patriarca Jacob, que recibió también el, el nombre  de “EL (dios)” por el Santo, Bendito sea Él. (ver tratado de Meguilá 18).

El carácter Único de los hijos de Israel es el resultado de los rasgos que les llegaron a través de la herencia de los Patriarcas. Abraham, Itzjak y Yacob.

Sin embargo, todavía es posible afirmar que a pesar de sus características únicas, cuando descendieron de Canaan a Egipto en tiempos de Yosef (José), la nación de Israel decidió combinar su experiencia y convivir con la de la nación egipcia. La respuesta a esta afirmación es que los hebreos mantuvieron una existencia cultural separada cuando estaban en Egipto, y habitaron en la tierra de Goshen, alejada de las otras ciudades, específicamente para no mezclarse con los egipcios. La prueba de esta separación, fue

durante la Plaga de los Animales Salvajes (Arov), donde la tierra de Goshen se mantuvo separada y no fue afectada, “Donde mora Mi nación, los animales salvajes no vendrán allí “[Ibid 8:18]. Es decir, esto fue hecho de manera deliberada, para que Egipto y los Hebreos no se mezclen.

Todavía se podría tratar de afirmar que, dado que todos somos seres humanos, debemos continuar participando juntos en el mismo proceso histórico. Aquí vienen las plagas de la Peste, los Forúnculos y El Granizo, que afectaron solo a Egipto y no a Israel, y estas ocurrieron debido a la caída ética y moral de la humanidad. En contraposición a los crimenes de la generación del Diluvio, llego la Peste.  Frente al culto a los ídolos en la Torre de Babel, la plaga de furúnculos, la cual fue simbolizada por el lanzamiento de hollín negro hacia el cielo durante esta plaga. Contra el comportamiento sexual ilícito de Sodoma , la cual fue condenada a través de Fuego y Agua ( castigada con Azufre del cielo) , llegó la plaga del (Barad ) Granizo , que fue una mezcla de piedras de hielo que en su interior tenían fuego.

En resumen, los conjuntos de las plagas demostraron la brecha moral entre las naciones de Israel y Egipto.

Acerca de Rav Uri Cherki

Rav Uri Cherki
El Rabino Uri Cherki nació en Argelia en 1959, se trasladó con su familia a Francia, en donde vivió algunos años, y concretó su aliá a Israel en 1972. Ha sido discípulo del Rabino Zvi Yehuda Hacohen Kook en Merkaz Harav, y del Rabino Yehuda León Ashkenazi. Se ha graduado de rabino y ejerce como rabino de la congregación Bet Yehuda en el barrio Kiriat Moshe de Jerusalém. Asimismo, dirige el Departamento Israelí del Instituto Meir, el centro de Meir de estudios judíos en francés [CMEJ] y el centro mundial de Noájidas e imparte clases de judaísmo en Roch Yehudi.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*