Novedades
Inicio / Artículos / “Zeh”-Esto como opuesto a “Anoji”-Yo (Parashat Toldot )
“Zeh”-Esto como opuesto a “Anoji”-Yo (Parashat Toldot )
Jacob y Esau - fuente Wikipedia

“Zeh”-Esto como opuesto a “Anoji”-Yo (Parashat Toldot )

Parashat Toldot

“Zeh” -Esto como opuesto a “Anoji” -Yo
-Por el Rav Uri Sherki (Traducido del hebreo)

La dualidad que aparece en la familia de los Patriarcas con el nacimiento de los gemelos Jacob y Esaú plantea una pregunta sobre la naturaleza de la nación de Israel: ¿podría ser que la nación sufre una falla en su propia esencia, debido a que descendió de solo uno de los gemelos, mientras que el otro fue rechazado?

El hecho de que Esaú falta en la estructura de la Nación parecería implicar que Jacob se quedó sin las fuerzas vitales que si estaban arraigadas en el carácter de su hermano.

Esta dualidad la veremos reflejado en la historia. Dado que Esaú estaba naturalmente inclinado hacia este mundo, su principal preocupación era que no recibiría los beneficios del mundo por venir, y su principal esfuerzo es, por lo tanto, el intento de entrar en el mundo por venir. (Y, de hecho, Esaú-Edom-Roma construyó una toda la teología -el Cristianismo- con el único propósito de salvar al alma de perderse en el olvido de este mundo).

Jacob, por otro lado, quien confiaba, como resultado de su inclinación natural,  en que tenía una porción en el mundo por venir, el principal desafió de sus hijos era alcanzar también el orden político en este mundo.

La nación de Israel permaneció físicamente débil durante la larga diáspora de Edom (Roma), y su principal fuerza estuvo en su boca. “La voz es la voz de Jacob” [Génesis 27:22] como dijo Itzjak. Esaú, por otro lado, con “las manos de Esaú “[ibid. 27.22], conquista los mundos de la política y la cultura sin ninguna oposición, pero también sin la sociedad moral de Jacob, del “hombre simple, morador de tiendas” [ibid. 25:27].

La polarización entre lo espiritual y lo físico, entre este mundo y el mundo por venir, parece contradecir la visión de un futuro mundo de unidad y armonía que es parte de nuestra fe en la unicidad de Di-s.

Nuestra Matriarca Rebecca sintió la tensión entre estos dos enfoques durante su embarazo. “Y los dos hijos se agitaban dentro de ella, y ella dijo: Si esto es así, ¿para qué vivo Yo? (“Lama Zeh Anoji“). Entonces ella se volvio a consultar con Di-s. “[Ibid 25:22]. Como explica Rashi,”los hermanos luchaban por la herencia de dos mundos “. Cada uno quería tener posesión de ambos mundos (Maharal de Praga).

Rebecca no sabía que tenía dos hijos en su vientre. Por lo tanto, le resultó difícil explicar el fenómeno Divino único, pero ambivalente, que percibió en sus entrañas, cuando ella lo atribuyó a un solo niño. Quizás él era “Yo” – “Anoji” ( el nombre que describe al Santo, Bendito sea Él, en el mundo por venir, cuando Él podrá ser encontrado cara a cara), o tal vez era “Este” = “zeh” ( el nombre del Santo, Bendito sea, como el Di-s de este mundo). Por lo tanto, fue a consultar con Di-s, pidiendo que le dijera  exactamente qué aspecto de la deidad era relevante para el niño. La respuesta fue: “Hay dos naciones en tu seno” [Ibid 25:23]. Uno pertenece a “Zeh” (este mundo) y el otro pertenece a “Anochi” (el mundo por venir).

Cuando Esaú se “desespera” en su búsqueda de Di-s, cuando está “cansado” de pecar (vea 25:30), Jacob le propone comprar su porción de Este mundo, a cambio de “este guiso rojo” [Ibid 25:30].

Esaú precede a su discípulo Nietzsche al decir: “He aquí, que Yo – (Anoji, el mundo por venir) voy a morir” [Ibid 25:32] – el concepto de “ Dios ha muerto “ – y el resultado es, “¿por qué necesito a Este –(Zeh) mundo?” [ibíd ].

Él renuncia a cualquier reclamo que tenga luego. Como resultado de este esfuerzo de Jacob, para adquirir posesión del aspecto terrenal además de sus talentos espirituales naturales, él crea una síntesis única de “la voz de Jacob” y “las manos de Esaú”, y asi él se transforma en “Israel” – un príncipe de Di-s – que devuelve la visión de la unidad al mundo. Muchos años después en un sueño, Jacob habrá de ver que tiene la capacidad de unir los diferentes extremos del mundo,  juntarlos, en una escalera que une el cielo y la tierra.  Entonces él podrá decir: “Di-s está aquí en ‘Este lugar’ (Zeh), y también ‘Yo’ (Anochi) …”[Genesis 28:16]

Acerca de Rav Uri Cherki

Rav Uri Cherki
El Rabino Uri Cherki nació en Argelia en 1959, se trasladó con su familia a Francia, en donde vivió algunos años, y concretó su aliá a Israel en 1972. Ha sido discípulo del Rabino Zvi Yehuda Hacohen Kook en Merkaz Harav, y del Rabino Yehuda León Ashkenazi. Se ha graduado de rabino y ejerce como rabino de la congregación Bet Yehuda en el barrio Kiriat Moshe de Jerusalém. Asimismo, dirige el Departamento Israelí del Instituto Meir, el centro de Meir de estudios judíos en francés [CMEJ] y el centro mundial de Noájidas e imparte clases de judaísmo en Roch Yehudi.

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*