Novedades
Inicio / Artículos / Conceptos básicos / VAISHLAJ – ENVIÓ

VAISHLAJ – ENVIÓ

Sin embargo, ese temor no lo paralizó sino que tuvo la tranquilidad necesaria para seguir adelante

VAISHLAJ – ENVIÓ
Génesis 32:4 – 36:43

Algunos conceptos, preceptos o valores de la porción semanal:

Buscar la armonía y la paz.

Humildad.

Buscar soluciones a los problemas.
Orar al Eterno.
Evitar las malas influencias.

HISTORIA SEMANAL

Estimados lectores, para esta semana les ofrezco una historia que nos ilustra sobre la búsqueda de la paz y armonía, un tema de mucha actualidad pero que muchas veces dejamos de lado al estar enroscados en una sociedad que nos exige mantenernos en constante acción, descuidando valores que nos son básicos.

CONCURSO DE PINTURA

Había una vez un rey que ofreció un gran premio a aquel artista que pudiera captar en una pintura la paz perfecta. Muchos artistas se sintieron motivados a participar de dicha convocatoria.

El rey observó y admiró todas las pinturas, pero solamente hubo dos que a él realmente le gustaron.

La primera retrataba un lago muy tranquilo. Parecía un espejo perfecto donde se reflejaban unas plácidas montañas que lo rodeaban. Sobre éstas se encontraba un cielo muy azul con tenues nubes blancas. Todos quienes tuvieron la oportunidad de admirar esta pintura pensaron que era un reflejo real de la paz perfecta.

La segunda pintura también tenía montañas. Pero éstas eran escabrosas y áridas a la vista. Sobre ellas había un cielo furioso del cual caía un impetuoso aguacero con rayos y truenos. Montaña abajo, parecía retumbar un espumoso torrente de agua. La imagen no se revelaba para nada pacífica. Pero cuando el Rey observó cuidadosamente, distinguió tras la cascada un delicado arbusto creciendo en una grieta de la roca. En este arbusto se encontraba un nido. Allí, en medio del rugir de la violenta caída de agua, descansaba plácidamente un pajarito en el medio de su nido. La paz perfecta, pensó el rey.

Cuál crees que fue la pintura ganadora? El rey escogió la segunda. ¿Sabes por qué?

“Porque”, explicaba el rey, “paz no significa estar en un lugar sin ruidos, sin problemas, sin trabajo duro o sin dolor. Paz significa que a pesar de estar inmersos en todo tipo de circunstancias adversas y problemas de diversa índole, nuestro corazón permanezca en calma y prevalezca en nosotros la paz interior.”

“Éste es para mí el verdadero significado de la paz” concluyó el rey.

ENSEÑAN LOS SABIOS

*** “Se enriqueció el hombre (Iaacov) mucho, mucho; y tuvo mucho ganado, siervas y esclavos, camellos y asnos” (Génesis 30:43).

Al regresar, Iaacov se enteró que su hermano Esav salió a su encuentro acompañado de cuatrocientos hombres. Iaacov, que muchos años atrás se había escapado de su hogar porque Esav lo quería matar, sintió en ese momento un profundo temor. Sin embargo, ese temor no lo paralizó sino que tuvo la tranquilidad necesaria para seguir adelante.

El midrash nos recuerda que Iaacov Avinu se preparó para enfrentar a Esav de tres maneras distintas:

1. Se preparó para la guerra en contra de su hermano (Génesis 32:8-9).
2. Rezó a Di-s pidiéndole ayuda (Génesis 32:10-13).
3. Por último, envió un presente a Esav (Génesis 32:14-22).

Mucho podemos aprender de este pasaje respecto del comportamiento que debe tener el hombre en momentos difíciles. Notemos que Iaacov no se dio por vencido. A pesar de haber escuchado la desalentadora noticia de que cuatrocientos soldados salían a su encuentro, él decidió intentarlo.

Por otro lado, Iaacov Avinu nos enseñó que el hombre no debe tratar de salir de situaciones límite, ya sea en el plano de lo material, de lo espiritual o de ambos, por un medio solamente, sino que debe esforzarse de varias maneras y en variados campos, para intentar superar todos los obstáculos que se le vayan presentando en su diario vivir. Sin embargo, no se debe exagerar. Solamente los caminos que lógicamente nos conduzcan a la meta deseada deben ser tomados en cuenta, ya que todo intento ilógico en el campo de las probabilidades, es más una consecuencia de la desesperación, que el fruto de la razón.

*** Veamos un detalle interesante del segundo preparativo (cronológicamente hablando, no respecto de su importancia) de Iaacov Avinu:

“Dijo Iaacov: Di-s de mi padre Abraham y Di-s de mi padre Itzjak! Hashem, Quien me dice: ‘Vuelve a tu tierra y a tu lugar natal, y haré el bien contigo’. He empequeñecido por toda la benevolencia y por toda la verdad que has hecho con Tu servidor, pues con mi vara he cruzado el (río) Jordán éste y ahora me he convertido en dos campamentos” (Génesis 32:10-11).

Iaacov le pide a Di-s que lo salve, recordándole que Él le había ordenado que retornara a la tierra de Israel. Iaacov no creía que era merecedor de la ayuda de Di-s por sus grandes méritos, a pesar de que en realidad, él era un hombre justo.

Iaacov tampoco se obstinó. Él podría haber pensado: “Yo soy un hombre poderoso, tengo mucho dinero, tengo sirvientes, ¿quién me podrá dañar?”, pero no lo hizo.

Iaacov fue consciente de su situación en este mundo, no sólo por la situación de riesgo en la cual se encontraba, sino por un profundo sentido de la verdad que albergaba su corazón. Y así lo expresó el profeta, hablándole a Di-s:

“Le entregaste la verdad a Iaacov…” (Miqueas 7:20).

Ese sentido de la verdad tan arraigado en él, le permitió reconocer que a pesar de haber conseguido “mediante tanto trabajo y esfuerzo” mucha riqueza y muchos bienes, él debía agradecerle a Di-s por todo lo que poseía: “He empequeñecido por toda la benevolencia y por toda la verdad que has hecho con Tu servidor, pues con mi vara he cruzado el (río) Jordán éste y ahora me he convertido en dos campamentos”.

El ser humano debe sentirse empequeñecido por todo lo que recibe del Creador, sin pensar que algo le corresponde. Aunque sea algo ínfimo. Así empezará a valorar todo lo que posee, incluso las cosas más pequeñas.

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO Y LA REFLEXIÓN

¿Sabes transformar en oportunidades los problemas que se te presentan a diario?

¿Te desmoralizan los obstáculos que se te presentan?

Acerca de Rabino Aaron Ribco

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*