Novedades
Inicio / Artículos / Conceptos básicos / VAIETZÉ – SALIÓ

VAIETZÉ – SALIÓ

Les voy a dar a cada uno de ustedes una semilla, que deberán cultivar por tres meses. Aquél que consiga los mejores resultados será el elegido para ocupar el cargo…

VAIETZÉ – SALIÓ
Génesis 28:10 – 32:3

 

Algunos conceptos, preceptos o valores de la porción semanal:

Interpretación de los sueños.
La Tierra Prometida.
Ser agradecidos.
Diezmo.
Honestidad.
Aprender lo bueno, hasta de los perversos.
Ser precavidos.
Confianza en el Eterno.
Felicidad.

HISTORIA SEMANAL

Apreciados lectores, en esta ocasión les ofrezco una historia que hace referencia a las dificultades con las que se tuvieron que enfrentar los participantes de un concurso. Entre otras ideas, se nos cuenta sobre el valor de la honestidad y la gratitud, valores fundamentales para triunfar en nuestra vida.

LA MACETA VACÍA

Hace muchos años, un importante rey decidió que era hora de buscar un nuevo consejero y hombre de confianza. Así es que convocó a todos los caballeros del reino y les dijo: “Les voy a dar a cada uno de ustedes una semilla, que deberán cultivar por tres meses. Pasado dicho plazo, deberán presentarse nuevamente ante mí. Aquél que consiga los mejores resultados será el elegido para ocupar el cargo”.

Los hombres, extrañados por la extraña propuesta del rey se marcharon decididos a cultivar la mejor planta del reino. Sin embargo, pasados tres meses sólo la tercera parte de los caballeros se presentaron ante el rey. Todos ellos se mostraban orgullosos de las hermosas plantas que habían logrado cultivar y las bellas flores rápidamente inundaron el castillo con su exquisito aroma.

Mientras los caballeros comparaban, colmados de envidia, sus resultados, un joven se paseaba por el castillo con una maceta vacía. El joven se había convertido en el objeto de burlas de los demás ya que, aunque había plantado la semilla y le había dado todos los cuidados necesarios, no había logrado hacerla florecer. Aún así, nunca se le ocurrió renunciar a la idea de volver al castillo para agradecer al rey por la oportunidad que le había brindado de aprender y descubrir sus talentos ocultos y de cultivar nuevas habilidades. En aquellos tres meses había aprendido mucho sobre jardinería y las leyes de la naturaleza, pero mucho más sobre virtudes humanas tales como la paciencia, el respeto y la perseverancia.

Al llegar la hora estipulada, el rey se presentó ante los caballeros pasando frente a cada uno evaluando las plantas que le presentaban. Terminada la inspección el rey se dispuso nombrar a la persona que ocuparía el puesto de confianza.

Para sorpresa de todos, el rey anunció: “Hay solamente una persona en todo el reino digna de ocupar el puesto de consejero. A todos ustedes se les dio una semilla infértil. Muchos no volvieron por falta de confianza en su trabajo y los resultados de éste. Por su parte, los aquí presentes han intentado engañarme presentándome resultados falsos, intentando ocultar tras ellos su supuesto fracaso. Solamente un joven fue lo suficientemente honesto y valiente como para presentarse ante mí con una maceta vacía. Además, fue el único que se preocupó no sólo por el resultado final sino por disfrutar y aprender del proceso.”

“Por haber actuado con inteligencia, coraje, perseverancia, honestidad y gratitud”, continuó el rey, “nombro al joven de la maceta vacía como mi nuevo consejero”.

ENSEÑAN LOS SABIOS

*** “…ésta vez habré de alabar a Di-s, y por eso le puso el nombre de Iehudá…” (Génesis 29: 35).

Del nombre Iehudá deriva la palabra “Iehudí” (Judío) – que encierra la idea de darle gracias a Di-s por todos los acontecimientos que nos suceden.

“Israel” deriva del nombre dado a Iaacov después de pelear con un ángel y vencer en la lucha. Esto significa que somos capaces de luchar contra los ángeles, es decir, contra entidades espirituales que en algunos casos quieren nuestro mal.

Es interesante notar que aunque Iaacov venció al ángel, Di-s no le puso el nombre de vencedor, ya que en el judaísmo lo más importante es luchar y no precisamente vencer. Di-s no nos juzga por haber llegado a una meta, sino por el esfuerzo que hemos puesto para alcanzarla.

PREGUNTAS PARA EL DIÁLOGO Y LA REFLEXIÓN

¿En qué áreas eres especialmente competente?

¿Aplicas energía y dedicación a desarrollar tus destrezas?

Acerca de Rabino Aaron Ribco

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*