Novedades
Inicio / Artículos / Conceptos básicos / Vayeira – Quién está en lo correcto – Rambam, Ramban, o Ralbag?

Vayeira – Quién está en lo correcto – Rambam, Ramban, o Ralbag?

Entre los comentaristas de la Tora, el Rambam y el Ramban, existe un intercambio de ideas en relación a cierto pasaje de la lectura de la Tora de esta semana…

Quién está en lo correcto – Rambam, Ramban, o Ralbag?  

Entre los comentaristas de la Tora, el Rambam y el Ramban, existe un intercambio de ideas en relación a cierto pasaje de la lectura de la Tora de esta semana. De acuerdo a Rambam, la historia de Abraham recibiendo a los invitados y la promesa del nacimiento de Itzjak, incluyendo el episodio de Sedom (Sodoma) y Amorá (Gomorra), ocurrieron en un plano espiritual, Divino, sin que haya ocurrido ningún evento físico. Rambam se basa en la frase que figura al inicio de los episodios anteriormente referidos: “Y D-os se le apareció a Abraham” [Bereshit 18:1], preámbulo de los acontecimientos posteriores y que resulta un indicio de una revelación profética. Ramban disiente con esta tesis y argumenta fervientemente contra ella en terminos inusualmente duros: “Ello es contrario al texto escrito de la Biblia. Está prohibido escuchar dicha tesis y creer que es correcta”. ¿Por qué Ramban siente que el comentario puede ser considerado herejía y ser contrario a la fe?

El rabino David Cohen (discípulo de Rav Kook y conocido como el “Nazir,” el Ascético) explicó que el Ramban vivió entre cristianos y era muy sensible a la posibilidad de que la tesis de Rambam pudiera ser explotada por ellos y usada contra los judíos. Se podría interpretar que un prominente comentarista judío explicó que D-os apareció en forma de tres hombres, y utilizar esto para justificar su doctrina de la Trinidad. El Rambam, en cambio, vivió en un entorno musulmán, donde tal miedo no existía, y estaba más comprometido en la lucha contra las creencias populares que limitaban los asuntos espirituales a demonios y fantasmas. Esto lo llevó a enfatizar el significado abstracto del encuentro de Abraham con los ángeles.

Es importante tener en cuenta una de la dificultad que le planteó a Ramban el enfoque de Rambam: si consideramos que toda la revelación de los ángeles se trató simplemente una visión profética, ¿cómo pudo la gente de Sedom intentar hacer daño a los ángeles? ¿Fueron los habitantes de Sedom capaces de tomar parte en una visión profética?

De la mera lectura del pasaje se desprendería que Rambam estaba en lo correcto. Los versos relativos a Sedom dicen lo siguiente:

“Y D-os hizo llover sobre Sedom y Amorá azufre y fuego, de D-os, desde los cielos. Y destruyó las ciudades, y toda la llanura, y todos los habitantes de aquellas ciudades, y las plantas de la tierra. Y su esposa (de Lot) miró atrás, a espaldas de él, y se convirtió en una estatua de sal. Y Abraham se levantó temprano en la mañana” [Bereshit 19:24-27].

Como podemos ver, se trata de un final inesperado! Parecería que la destrucción de Sedom, la visita de los ángeles y el rescate de Lot fueron parte de un sueño profético de Abraham, que ocurrió al mismo tiempo en que las ciudades eran destruidas. Con esto en mente, nos es más fácil comprender la tesis de Rambam. Así, la visión del descenso de los ángeles a Sedom podría ser vista como un intento de D-os de permitirle e Abraham participar del decreto Divino contra Sedom, habiendo visto él cómo los habitantes de Sedom hubieran tratado a los ángeles si efectivamente se hubiesen hecho presentes en la ciudad.

Por último, debemos mencionar la postura del comentarista Ralbag acerca del pasaje referido. En su opinión, en principio no puede ocurrir ningún milagro sin la participación de un profeta humano. Por lo tanto, él entiende que los tres hombres que se acercaron a Abraham eran precisamente seres humanos, es decir, profetas. Ellos se apersonaron para informar a Abraham acerca del embarazo de Sara y la futura destrucción de Sedom. Ellos fueron llamados “ángeles” en señal de respeto por su calidad de profetas enviados de D-os.

Acerca de Rabino Uri Sharki

Deja un Comentario

Tu dirección de email no será publicada. Required fields are marked *

*